Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

Fraga duda de la honestidad de Francisco Camps

El dirigente valenciano se limita a expresar su afecto "muy especial" por el presidente fundador del PP.- El alcalde de Valladolid reconoce que se tardó mucho en actuar

El presidente fundador y senador del PP, Manuel Fraga, ha alabado hoy la figura de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, de quien dijo que es "extraordinaria y por encima de toda sospecha" mientras que ha añadido que "no diría lo mismo" del presidente de la Generalitat Valenciana y del partido en la región, Francisco Camps.

Camps ha respondido a Fraga en unas declaraciones previas a un acto institucional y ha expresado su afecto "muy especial" por el dirigente popular y ha recordado que "hace muy poco tiempo le prologué un libro sobre su biografía y por tanto, respeto, cariño y admiración, por quien puso en marcha este proyecto político que ha gobernado España durante ocho años y que va a volver a gobernar a España con Mariano Rajoy como presidente del Gobierno".

Acerca de si con el cese del ex secretario general del PP en Valencia, Ricardo Costa, se ha parado el golpe, Fraga ha planteado que él espera que sí. "En todo caso allí hay una reserva extraordinaria. Estoy pensando ahora mismo en la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, que es extraordinaria y por encima de toda sospecha", ha indicado en una entrevista en la Cope. Preguntado sobre si diría lo mismo sobre Barberá que acerca de Camps, ha respondido que "no diría lo mismo".

Asimismo, ha asegurado que un político debe tener una "moral indestructible", con "convicciones éticas muy profundas y la capacidad de ejercerlas" para sentenciar que "probablemente" a Camps le haya faltado moral "en uno de esos sentidos".

Fraga siempre se ha mostrado muy crítico con la actuación de su partido en todo lo relacionado con la trama Gürtel, sobre todo en Valencia. El pasado día 5, por ejemplo, el presidente fundador fue la única voz crítica en un Comité Ejecutivo marcado por el escándalo de corrupción que afecta al partido y ya fuera de la reunión afirmó: "No da la sensación de que este asunto vaya muy bien, para además apuntar que las encuestas colocan a Zapatero por encima de Rajoy en popularidad.

Él mismo se ha visto salpicado por el Caso Gürtel. Uno de los cabecillas de la trama, Pablo Crespo, que fue secretario de Organización del PP gallego durante parte del mandato de Fraga, apuntó en una conversación con su abogado a irregularidades en las cuentas del partido.

Fraga reconoció implícitamente que algo hubo cuando declaró: "En cuanto supe algo, cesé inmediatamente a Pablo Crespo".

En otra entrevista, publicada por La Voz de Galicia, Fraga asegura en relación al asunto Crespo que "no me enteré de lo que tenía que haberme enterado". Eso sí, ha reiterado que cuando se enteró "se acabó el asunto. Lo mandamos al diablo".

Persecución política

No obstante, hoy el veterano político ha querido defender a su partido y ha asegurado que "para sacudir los cimientos del PP hacen falta más cosas" aunque ha reconocido que "es evidente que se ha intentado y nunca habíamos dado motivos para ello".

Fraga ha asegurado que detrás de todo esto hay "intencionalidad política" y ha estimado "evidente" que se busque perjudicar a un partido, que ha crecido "de forma extraordinaria" y que está "arrasando en las encuestas".

También ha precisado que "en este momento hay partidos que pueden jugar con los medios del Estado y presionar desde ellos" y, en el otro lado, hay "personas que se limitan a recibir los golpes, pero los estamos recibiendo bastante deportivamente".

Fraga ha dicho que hubiera preferido que casos como este no hubieran ocurrido si bien ha señalado que "cuando los partidos crecen, y el PP lo ha hecho de forma extraordinaria" es fácil que "alguien se cuele y es imposible no reconocerlo".

Preguntado por las declaraciones de Fraga, el nuevo portavoz del PP valenciano, Rafael Maluenda, ha manifestado su "máximo respeto" por el presidente fundador del partido, pero ha defendido que el PP y el Gobierno de la Generalitat están "muy bien dirigidos y presididos" por Camps.

El pleno de las Cortes Valencianas continúa hoy con la ausencia de Costa y de Camps. Según fuentes populares, Costa se encuentra descansando y probablemente sí estará presente en el próximo pleno de la semana que viene. El grupo parlamentario popular en la Junta de Portavoces del pasado 7 de octubre excluyó la sesión de control a Camps, y al resto de conseljeros, del orden del día del pleno de esta semana.

Por otro lado, el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, ha defendido hoy que en los temas de corrupción "hay que ser inflexible" y si "uno comete un error se le manda a casa y si comete un robo hay que mandarle una temporada a la sombra", sea cual sea el partido en el que milite.

Además, León de la Riva ha asegurado "que se ha tardado mucho en tomar decisiones y todo lo que sea alargar estos temas nunca es bueno, se enquistan y van a peor".

El regidor ha concluido: "Costa dice que ha sido la cabeza de turco, puede haberlo sido, yo no digo que no, pero las cosas había que haberlas resuelto antes".