Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres homicidios en Cataluña en sólo 18 horas

Los Mossos investigan un tiroteo en Barcelona, el abandono de un cadáver en una autopista y el asesinato de una mujer en su piso

A los investigadores de homicidios de los Mossos d'Esquadra se les echa encima una cantidad ingente de trabajo después de un viernes negro que pulveriza todas las estadísticas. En las últimas 18 horas, Cataluña ha registrado tres muertes violentas. Las circunstancias son, en cada caso, muy distintas. En Barcelona, un hombre apareció muerto en su piso de un único disparo. Al parecer, por un asunto de drogas. En un área de descanso de Tarragona fue hallado el cadáver de una mujer. Y en un piso de Reus, otra mujer apareció muerta con signos de violencia.

El primer crimen ocurrió en el barrio de la Sagrera, alrededor de las 22 horas de ayer. Un hombre de 38 años y nacionalidad boliviana apareció muerto tras recibir un disparo en el tórax, según han informado fuentes de la investigación. Tres personas persiguieron a la víctima hasta su casa y, en la puerta, le descerrajaron un tiro que acabó con su vida. Los agresores, incluido el autor material, huyeron a través de una ventana. La policía sospecha que se trata de una revancha por un asunto de drogas.

Sobre el homicidio de Tarragona se saben aún menos detalles. Ni siquiera se conoce con precisión cuándo fue cometido. Lo cierto es que, esta mañana, unos trabajadores de autopistas han hallado el cadáver de una mujer en un área de descanso de la AP-7, en sentido sur, a su paso por Tarragona. Dentrode una bolsa han aparecido algunos huesos y el cráneo. Los investigadores todavía no han detenido a nadie y se desconoce cómo falleció la víctima.

El último episodio de violencia ha ocurrido cerca de allí, en la ciudad de Reus. Una mujer española de 40 años ha aparecido muerta, a primera hora de la tarde, en un domicilio de la localidad. El cadáver de la víctima también presentaba evidentes síntomas de violencia. La suegra de la fallecida, Ana María Jiménez, explicó que la víctima fue con su pareja a limpiar los bajos del piso de sus suegros y él se ausentó un momento y, cuando regresó, se la encontró en el suelo con un golpe en la cabeza.

La misma mujer explicó que su nuera tomaba metadona y que según le relató su hijo, subió al piso y cuando bajó se la encontró "fría y con un golpe en el cabeza".