Presupuestos Generales del Estado

Zapatero esgrime el gasto social y evita defender la subida de impuestos

Se limita a hablar de "esfuerzo razonable".- Rajoy asegura que los presupuestos son "increíbles y antisociales"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha defendido su proyecto de Presupuestos esgrimiendo el mantenimiento del gasto social, pero ha eludido responder a las referencias críticas a las subidas de impuestos. Zapatero respondía en la sesión de control al Gobierno en el Congreso a una pregunta de Mariano Rajoy sobre la subida de impuestos, caballo de batalla fundamental del PP en las últimas semanas. Se limitó a hablar de "esfuerzo razonable" en materia fiscal.

Para Zapatero los Presupuestos cumplen la función de mantener la protección social para "ayudar a las familias con dificultades", con un gasto social del 52%, el mayor en la historia de España. También las cuentas para 2010, según su opinión, sirven para avanzar en la salida de la recesión.

Más información
Más gasto corriente y menos inversión
El 'vía crucis' de los Presupuestos

El presidente del Gobierno ha asegurado que, además, se trata de "no hipotecar el futuro" y de cumplir en "un tiempo razonable" el pacto de estabilidad.

Acusado por el líder del PP de hacer recaer sobre las rentas medias la subida fiscal, Zapatero ha hecho caso omiso y ha renunciado a defender expresamente la reforma fiscal impulsada por su Gobierno.

El presidente, tras acusar a Rajoy de carecer de originalidad en sus argumentos, ha reiterado la exigencia de propuestas concretas al líder del PP, ha lamentado que no presente ideas y ha reiterado lo de "la falta de compromiso de arrimar el hombro".

Para Mariano Rajoy los Presupuestos son "increíbles y antisociales" y constituyen un "error y un disparate". Explicó que hay un aumento del 17% del gasto y, según dijo, se traducen en "más recesión, más paro y más deuda".

"Ponen a España en una situación imposible", aseguró, además de asegurar que ya las cuentas del pasado año fueron superadas por la realidad, con una desviación final de cinco billones de pesetas.

El presidente del Gobierno le replicó asegurando que todos los gobiernos de todo el mundo se han visto obligados a revisar sus cuentas, por la crudeza de la crisis que ha resultado imprevisible.

El rifirrafe ha continuado con la pregunta de Soraya Sáenz de Santamaría a María Teresa Fernández de la Vega.

La portavoz del PP ha asegurado que los Presupuestos supone "elevar a rango de ley el fracaso de su política económica" y la vicepresidenta le ha respondido con insinuaciones sobre el caso Correa -"revisen sus propias cuentas"- y la actuación de administraciones del PP, como el ayuntamiento de Madrid, que han elevado los impuestos. "El Titanic va a ser una broma con lo que les va a pasar a ustedes", le dijo la número dos del Gobierno a la portavoz del PP.

La bronca ha seguido en el Pleno con las referencias al caso Gürtel y acusaciones como la del diputado del PP Ignacio Gil-Lázaro que ha llegado a acusar a la policía de "fabricar informes no pedidos".

En la sesión de control al Gobierno en el Congreso, el líder de la oposición, Mariano Rajoy, le ha preguntado al Presidente si realmente cree que con los Presupuestos presentados ayer se puede salir de la crisis. En palabras de Rajoy, los Presupuestos de 2010 son la "mayor chapuzo de la historia presupuestaria española". Zapatero ha contestado que "el gobierno considera que los Presupuestos son los adecuados para combatir la crisis económica, caminar hacia una recuperación económica y hacia una economía con más productividad y para garantizar la protección social, y volver a una senda de consolidación fiscal".Vídeo: VNEWS
El presidente del Congreso, José Bono, mandó hoy callar al portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, que había pedido intervenir en la sesión de control al Gobierno al sentirse aludido por unas palabras de la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández De la Vega.Vídeo: AGENCIA ATLAS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS