Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prisión para un piloto por los 'vuelos de la muerte' argentinos

Julio Alberto Poch, ex aviador de la Armada, fue detenido ayer en el aeropuerto de Manises (Valencia).- Tiene cuatro causas penales abiertas.- 1.000 personas fallecieron al ser arrojadas desde aviones entre 1976 y 1983

El Juzgado de Instrucción número 2 de Quart de Poblet (Valencia) ha acordado el ingreso en prisión provisional y sin fianza de Julio Alberto Poch, el piloto de origen argentino detenido ayer en Valencia por su presunta participación en "vuelos de la muerte" durante la dictadura argentina (1976-1983). Las autoridades de Argentina han solicitado la extradición de Poch por su implicación en un proceso por torturas, según el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

La juez ha tomado declaración al detenido en cumplimiento del exhorto del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional. Al terminar la comparecencia, en la que ha estado presente el fiscal, el piloto ha sido trasladado al centro penitenciario de Picassent y ha quedado a disposición del citado juzgado central, que es el competente para tramitar su extradición.

La policía detuvo a Julio Alberto Poch en la mañana de ayer en la pista del aeropuerto de Manises (Valencia) por su supuesta implicación en los vuelos de la muerte, que costaron la vida a más de 1.000 personas. Poch, teniente de la Armada argentina retirado, trabajaba ahora como comandante de una aerolínea comercial y fue arrestado cuando hacía una escala de 40 minutos en Valencia antes de regresar a Ámsterdam. Está implicado en cuatro procesos penales abiertos en los llamados "vuelos de la muerte".

El Grupo de Localización de Fugitivos de la policía española, tras contrastar datos con Interpol, comprobó que Poch se había nacionalizado holandés y que, como comandante de una compañía aérea europea, pilotaba con alguna frecuencia un vuelo de Schipol (Ámsterdam) a Manises, y el de regreso, tras una escala de unos 40 minutos para embarcar al pasaje.