Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guillermo de Inglaterra no quiere ser un adorno

El hijo mayor del príncipe Carlos se dedicará a apoyar la labor de beneficencia de sus padres

El príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión al trono británico, no quiere ser un "adorno" y busca mejorar las labores de beneficencia de sus padres, el príncipe Carlos y la fallecida Diana de Gales. Así lo ha afirmado a la cadena BBC con motivo del lanzamiento de un nuevo foro que agrupa a varias organizaciones benéficas que él y su hermano, el príncipe Enrique, patrocinan.

Guillermo, de 27 años, ha dicho que busca su "manera de hacer" las cosas y quiere ser algo más que un "adorno" real. Ha resaltado que su trabajo está inspirado en lo que han hecho sus padres y también en la reina Isabel II. "He tratado de tomar lo mejor de sus trabajos de beneficencia y fusionarlos para mejorarlos. Sin progresión uno no va a ninguna parte", ha afirmado.

"Mi abuela me inspira, obviamente. Su trabajo, su deber y su dedicación hacia el país han sido muy inspiradores. Creo que ella ha hecho un trabajo fantástico", ha agregado. Sin embargo, ha expresado su deseo de aportar algo de su propio estilo al trabajo caritativo. "No diría -dijo- que sea una tercera vía. Creo que es sólo tratar de buscar una forma propia (de hacer las cosas). Creo que es algo diferente, que vale la pena y, espero, que sea beneficioso".

Foro de Organizaciones de Beneficencia del Príncipe

El Foro de Organizaciones de Beneficencia del Príncipe junta a grupos como WellChild, que ayuda a niños enfermos y sus familias, o la Unión Galesa de Rugby. Su objetivo es que estas organizaciones puedan intercambiar ideas y recursos.

Hace unos meses, por ejemplo, el príncipe Guillermo participó en una caminata en Helvellyn, la tercera montaña más alta de Inglaterra, organizada por Rescate de Montaña, y en ella tomaron parte también personas que reciben ayuda de Centrepoint, dedicada a dar un techo a la gente que no tiene hogar.