Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garzón declarará mañana como imputado por la causa contra el franquismo

El juez cita al magistrado de la Audiencia Nacional, acusado de prevaricación por su investigación sobre los crímenes de la dictadura

El instructor Luciano Varela ha citado a declarar mañana a las 12.30 ante el Tribunal Supremo en calidad de imputado al magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón por un presunto delito de prevaricación en la causa sobre los crímenes del franquismo. El supuesto delito cometido por el juez, contra quien el pseudo sindicato ultraderechista Manos Limpias interpuso una denuncia, consiste en haber dictado resoluciones injustas a sabiendas de que lo son.

La decisión de citar a Garzón se ha producido un día después de que la Comisión Internacional de Juristas, integrada por 59 presidentes y ex presidentes de Cortes Supremas, magistrados y abogados de Estados de miembros ONU, manifestara su apoyo al juez y advirtiera de que la causa abierta contra el franquismo "no justifica acciones penales ni disciplinarias".

La querella de Manos Limpias, a la que posteriormente se sumó Libertad e Identidad, no fue respaldada por la Fiscalía, favorable a archivarla, pero la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo finalmente la admitió a trámite. La organización ultraderechista pedía la inhabilitación de Garzón y que se suspendiera temporalmente al magistrado mientras se tramitaba el proceso penal.

Citado en 24 horas

La citación, con apenas 24 horas de antelación desde que se ha notificado, sorprende por la inmediatez y sin a priori tener en cuenta la cargada agenda de los jueces. Tras conocer el pasado mes de mayo que el Supremo había admitido la querella de Manos Limpias, Garzón aseguró estar "tranquilo", que se defendería en su momento y que la ley "es igual para todos". El juez manifestó entonces en su recurso que esta querella era una "burda represalia" de la organización ultraderechista y señalaba la contradicción en la que, a su juicio incurrían, al considerar que no era competente para instruir la causa contra la dictadura y en paralelo censurarlo por no instruir una querella contra Santiago Carrillo por los fusilamientos en Paracuellos del Jarama.

En octubre del año pasado Garzón se declaró competente para investigar las denuncias presentadas por las Asociaciones de la Memoria Histórica y atribuyó a Franco y a más de una treintena de jefes de la dictadura el despliegue de un plan de exterminio de sus oponentes y de represión que terminó con más de 100.000 desaparecidos. Sobre la apertura de fosas de los represaliados, Garzón se inhibió en noviembre del año pasado en favor de los juzgados territoriales donde están enterrados, pero matizaba que debían investigarse las desapariciones y las sustracciones de niños.

El juez instructor, Luciano Varela, ante quien mañana declarará Garzón fue también el ponente de la resolución de la querella presentada por dos abogados contra el magistrado por supuestos cobros una universidad de EE UU en 2005 y 2006 y que quedó archivada.