La Policía descubre una plantación de marihuana en las Cíes

Un vecino de Ribeira había sido detenido ayer con 44 plantas en su poder

La Policía Nacional de Vigo ha descubierto una pequeña plantación de marihuana en la Isla Faro, perteneciente al archipiélago de Cíes, y que estaba instalada en una propiedad privada dentro de este Parque Nacional, por lo que ha procedido a la detención de su propietario como presunto autor de tráfico de drogas.

Según informaron hoy las fuerzas de seguridad, a finales del mes pasado el helicóptero de la Policía Nacional detectó la citada plantación mientras patrullaba sobre las Islas Cíes -conjunto insular perteneciente al Parque Nacional de las Islas Atlánticas-; por lo que comenzó una investigación por parte del Grupo de Tráfico Medio de la Brigada de la Policía Judicial.

Los agentes de este departamento lograron averiguar la identidad del dueño de la propiedad privada, quien resultó ser G.R.L.F., de 44 años de edad, y solicitaron un mandamiento de entrada y registro al Juzgado de Instrucción Número 8 de Vigo.

Más información
Detenido un matrimonio en Oia que cultivaba 400 plantas de marihuana

Así, el pasado día 26, los policías se trasladaron a la isla -con la colaboración del servicio marítimo de la Guardia Civil- y se personaron en el domicilio del sospechoso, donde intervinieron 100 gramos de planta de cannabis seca, cuatro gramos de hachís, una bolsa de semillas de cannabis y seis plantas de cannabis que estaban en el jardín de la vivienda.

Ante esta situación, se procedió a la detención del propietario, a quien le constan dos antecedentes policiales, señalaron las mismas fuentes.

Detenido un vecino de Ribeira con 44 plantas valoradas en 35.000 euros

Ayer, en Ribeira, M.L.M, alias Egidio fue detenido por tráfico de drogas con 44 plantas de marihuana -valoradas en 35.000 euros- que cultivaba en una finca. La detención fue posible gracias a la colaboración ciudadana y la investigación de los agentes de la comisaría de Ribeira.

Al arrestado se le imputa la comisión de un delito contra la salud pública, en su modalidad de tráfico de estupefacientes, al serle incautados en la finca del domicilio familiar, ubicada en Bretal, Olveira, un total de 44 plantas de marihuana, las cuales arrojaron un peso de 47,5 kilos. La sustancia podría alcanzar en el mercado ilícito un valor aproximado de 35.000 euros.

Sobre el detenido, que pasó ayer a disposición judicial, pesan 11 antecedentes policiales por diversos motivos, siendo dos de ellos también por tráfico de drogas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS