Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El portavoz municipal del PP en Palma anuncia su dimisión

Rafael Durán es uno de los cinco altos cargos populares imputados en el 'caso Palma Arena'

El caso Palma Arena se ha cobrado su primera dimisión. Uno de los 12 altos cargos del ex presidente balear Jaume Matas imputados por el caso que investiga presuntas irregularidades en la construcción del velódromo Palma Arena, Rafael Durán, ha anunciado esta tarde en rueda de prensa su dimisión como portavoz del PP en el ayuntamiento de Palma, aunque ha querido insistir en su "inocencia". "Tengo la conciencia muy tranquila. Todo lo hice siempre conforme a ley y nunca fui advertido de estar cometiendo ninguna irregularidad", ha afirmado Durán.

El respaldo que le ofreció la cúpula dirigente del PP balear, en boca de su presidenta, Rosa Estarás, dos días después de su detención el pasado 5 de agosto no ha sido suficiente para mantenerlo en su cargo. Estarás exigió entonces que se respetara la presunción de inocencia de Durán, el único cargo popular en activo de los cinco imputados, y lo ratificó en su puesto pese a la imputación por prevaricación.

Durán, para el que el juez José Castro decretó libertad bajo fianza de 15.000 euros, agotó el plazo de 72 horas de prisión preventiva porque fue el único de los cinco detenidos que se negó a declarar en la comisaría. El hasta ahora portavoz popular en Palma trató de salir el mismo 5 de agosto de prisión, por lo que su abogado, José Ramón Orta, militante del PP, tramitó una petición de habeas corpus, una acción para obtener el amparo de un detenido, con el fin de que éste sea puesto de inmediato a disposición del juez de guardia o, directamente, en libertad. La juez de guardia, Piedad Marín, con el informe a favor del fiscal, rechazó la petición. Duran fue arrestado en el Ayuntamiento de Palma y es el primer cargo público palmesano detenido en el edificio municipal en democracia. Una actuación de la policía que, según su abogado, "estuvo absolutamente injustificada".

Junto a Durán, que fue concejal de Deportes durante la construcción del velódromo Palma Arena, el pasado 5 de agosto fueron detenidos en el marco de la operación Espada el ex director general de Deportes del Gobierno de Matas, José Luis Pepote Ballester; el ex gerente del Palma Arena, Jorge Moisés; el director de la empresa de comunicación Nimbus, Miquel Romero; y el jefe de la UTE que hizo la obra, Miguel Ángel Rodríguez. A todos ellos el juez les impuso fianzas de entre 15.000 y 50.000 euros.

La estrategia de la persecución

La detención de los cinco altos cargos del ex presidente balear Jaume Matas, que fueron conducidos con esposas mientras las cámaras filmaban la escena, ha formado parte de la estrategia de la conspiración del PP, que ha acusado al Gobierno de orquestar una persecución contra los miembros de su partido, que se ven sometidos a un trato judicial diferente al de los militantes socialistas.

El responsable de Justicia del PP, Federico Trillo, ya acusó al juez que instruye el caso del velódromo Palma Arena de que las detenciones fueron ilegales y de que se debieron a motivos políticos. Hoy mismo, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha citado "la escandalosa detención mediática de miembros del PP de las Islas Baleares, esposados por la mano derecho", cosa que, según Aguirre, no ha visto "hacer jamás a las terroristas más peligrosos", entre ellos "a De Juana Chaos que estaba siendo magníficamente tratado teniendo vis a vis con su novia".