El fiscal reclama por primera vez el cierre de bares con fotos de etarras

Se trata de los locales Ezpara y Zurgai, en Pamplona. -Las encargadas se negaron a retirar las imágenes

La Fiscalía de la Audiencia Nacional, que dirige Javier Zaragoza, ha planteado por primera vez el cierre de dos bares y el encausamiento de sus respectivos encargados que se negaron a retirar las fotografías de etarras que se exhibían en los establecimientos pese al requerimiento que les hicieron agentes de la Guardia Civil.

En los últimos meses, la Fiscalía de la Audiencia ha incoado alrededor de 200 diligencias en el País Vasco y una veintena en Navarra sobre retirada de fotografías, pancartas y carteles alusivos al enaltecimiento de miembros de la banda terrorista, pero en la primera ocasión en que dos encargados se han negado, la fiscalía los ha denunciado reclamando que "se proceda con carácter inmediato, de manera cautelar".

Más información

Desde el pasado mes de marzo, Zaragoza, el fiscal jefe la Audiencia, dio órdenes para que se retirasen "directamente" las pancartas, lemas y fotos que apareciesen en calles, vallas o ayuntamientos del País Vasco y Navarra. Dado que los fiscales pueden ordenar directamente la retirada de ese material, hasta ahora la Ertzaintza en el País Vasco y la Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Foral habían venido cumpliendo las instrucciones sin encontrar resistencia.

La iniciativa de la retirada de cartelería de etarras se debe a la Fiscalía de la Audiencia. Las primeras intervenciones se remontan a tiempos del PNV, aunque según las fuentes consultadas, desde que se comenzó a gobernar el actual ejecutivo vasco presidido por Patxi López la Fiscalía ha apreciado "mayor sensibilidad" hacia las diligencias de investigación del fiscal.

Los días 3 y 4 de agosto, agentes de la Guardia Civil se personaron en los bares Zurgai y Ezpala, de Pamplona requiriendo a las que se identificaron como encargadas la retirada de las fotos de etarras. Pese a las advertencias de los agentes de que la exhibición podía constituir delito de enaltecimiento del terrorismo y la negativa a la retirada un delito de desobediencia grave, las encargadas del Zurgai, Izaskun Goñi Juárez, y del Ezpala, Ainhoa Oroz Torrea, se negaron a ello.

Según la Fiscalía, la exhibición de imágenes de terroristas comporta "justificar el crimen terrorista y enaltecer a los autores, sin que puedan parecer como acciones lícitas y legítimas aquéllas que solo constituyen la expresión de un comportamiento criminal" como es legitimar y justificar las conductas realizadas por terroristas.

Además, la negativa a acatar la orden de retirada de dichas fotografías constituye un delito de desobediencia grave y "supone la persistencia en la ofensa y humillación de las víctimas del terrorismo y el mantenimiento de un refuerzo a la actuación del terrorista como un mensaje de claro apoyo y justificación que no es aceptable consentir".

Por ello, el fiscal ha denunciado a los encargados de los bares por delitos de enaltecimiento del terrorismo, menosprecio a las víctimas y desobediencia grave, y solicita las medias necesarias para impedir que se continúen cometiendo dichos delitos, entre ellas, la inmediata clausura temporal, de manera cautelar, de ambos locales.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50