Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La ofensiva terrorista

La policía descarta que la cuarta explosión de Mallorca fuera accidental

La investigación apunta a que pudo deberse a un artefacto colocado por ETA

La explosión que se produjo este domingo en el bar Nica de Palma de Mallorca y que en un principio fue atribuida a una acumulación de gas metano no fue accidental, según han comunicado fuentes de la investigación policial al propietario de local, informa Manu Menéndez. Todo apunta a que podría deberse a un artefacto de ETA aunque todavía no existe confirmación oficial.

De confirmase esta información, se trataría del cuarto atentado de la banda en el día de ayer y el primero que se produjo en la cadena de explosiones que ayer provocaron el caos en la isla porque la bomba del bar Nica, ubicado en la avenida Comte de Sallent, fue la primera en estallar, a las 12.00 de la mañana.

Alrededor de las 11.30, un triple aviso realizado desde Francia -al parque de Bomberos de Santa Ponça (Mallorca), a Radio Taxi de San Sebastián y al móvil de un alto cargo de la Junta de Andalucía- alertaban de las tres bombas que iban a explotar en diferentes bares y restaurantes entre las 12.00 y las 18.00. Las bombas, de escasa potencia, fueron colocadas en baños de señoras, lo que hace pensar a la policía que fue una etarra la que las dejó para que explotaran.

Los atentados en Mallorca confirman la peor sospecha de los servicios antiterroristas: que ETA sigue en la isla. La clave se encuentra en los temporizadores de las bombas, que ahora intentan recuperar los investigadores. Lo que pretenden saber es si las bombas fueron colocadas hace 10 o 12 días o si fueron puestas un día antes.

Un "parón" después de las bombas

El consejero de Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares, ha afirmado este lunes que ETA pretende poner bombas y cometer atentados para propiciar después "un parón" en la actividad terrorista que permita a su entorno hacer un partido legal, y ha asegurado que recurrirán a todos los medios a su alcance para evitar este "subterfugio", informa Europa Press. Además ha considerado que la organización terrorista pretende dar la impresión de "fortaleza" con los atentados de Palma de Mallorca, pero ha asegurado que serán detenidos.

Para el titular de Interior, los atentados de Palma de Mallorca y el comunicado hecho público ayer por la banda son "la demostración más clara de que ETA quiere seguir en la locura de la actividad terrorista". Ha precisado además que, si se mantiene "la acción policial con el trabajo profesional de la Guardia Civil, de la Policía y de la Ertzaintza", con la colaboración internacional, y hay unidad "de todos los demócratas" para "liderar el rechazo, no solo a ETA, sino también a los que amparan la violencia terrorista", se acabará "ganando la batalla al crimen y al terror".