Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luz verde a las obras del aparcamiento de Serrano en Madrid

El Gobierno regional aprueba un plan de conservación arqueológica para desbloquear la obra

Los expertos de la Dirección General de Patrimonio Artístico de la Comunidad de Madrid han emitido hoy su dictamen sobre los restos arqueológicos aparecidos bajo la calle Serrano durante la construcción de un aparcamiento. La resolución se ha hecho pública con carácter urgente para que, sin más demora, el Ayuntamiento pueda continuar con la construcción del subterráneo, pero garantizando siempre la preservación y difusión de los vestigios hallados.

La Comunidad de Madrid autoriza el desmontaje de la conducción de agua de Serrano, pero obliga a preservar y mostrar en el interior del aparcamiento un fragmento de la cerca de Felipe IV y otro de la conducción hidráulica encontrada. Es decir, se mantiene la cerca y se retranquea el estacionamiento metro y medio. El tramo del mismo tapial que se desplegaba por la calle de Jorge Juan, muy perforada por otras conducciones subterráneas posteriores, se integrará a la museización anterior, que formará parte del propio estacionamiento.

Respecto a la conjunción de la canalización hidráulica del siglo XVIII con la cerca histórica de Felipe IV, el director general de Patrimonio de la Comunidad de Madrid, José Luis Martínez Almeida, dijo: "Hemos propuesto al Ayuntamiento que musealice la intersección de la canalización hidráulica y la cerca histórica en un receptáculo subterráneo situado en el jardín del Museo Arqueológico Nacional, en un lugar parecido al que se destinó en su día a la reproducción de las pinturas murales de las cuevas de Altamira que se encuentra situada en otra zona subterránea de la fachada del Museo Nacional".

El director general informó a este diario de que ha pedido al Ayuntamiento de Madrid el acopio de la mayor cantidad posible de elementos de la canalización hidráulica del XVIII y del tapial histórico de la zona de Jorge Juan, con el objeto de integrarlos posteriormente en la museización adoptada. Todo ello implica el desmontaje de la canalización hidráulica descubierta enfrente de la sede del Museo Arqueológico de la calle Serrano, y de la que aproximadamente un metro de longitud por tres de altura serán museizados junto con la intersección con la tapia de Felipe IV.

Crítico, Martínez Almeida manifestaba que "si el Ayuntamiento, en vez de haberse dedicado a poner carteles se hubiera dedicado a hacer las excavaciones arqueológicas de la forma que la Comunidad le indicó, si no hubieran perdido su tiempo en crear polémicas artificiales, si no hubieran querido convertir el Patrimonio Histórico en un culebrón de verano, y si no hubieran querido distraer la atención y crear un caldo de cultivo en el que el Patrimonio Histórico se configura como un retraso, como una carga a la ejecucion de infraestructuras, probablemente esta situación se hubiera resuelto mucho antes".

Desde el Ayuntamiento lo tienen claro. El director general de Obras del Ayuntamiento de Madrid, Fermín Oslé, aseguró que la resolución de la Comunidad ratifica la propuesta de su departamento y que la actuación municipal con respecto a los restos arqueológicos encontrados en Serrano fue rigurosa. "Nunca ha sido un viaje agua, nosotros hemos defendido eso desde el principio y estábamos tan seguros que el lunes se reiniciaron las obras (a la altura de Jorge Juan) en este punto de Serrano".