Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ares: "ETA no va a conseguir nada de la sociedad vasca ni de la española"

El Parlamento vasco homenajea a los guardias civiles asesinados en Calvià

Lo ha repetido hasta tres veces: "No van a obtener nada". El consejero de Interior del Gobierno vasco, el socialista Rodolfo Ares, ha asegurado durante el homenaje que el Parlamento de Vitoria ha rendido hoy a los dos guardias civiles asesinados por ETA en Calvià el pasado jueves que no hay ninguna posibilidad de un final dialogado con la organización terrorista.

El consejero ha asegurado que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado van a trabajar con todos los instrumentos para detener a los etarras que asesinaron a Diego Salvá y Carlos Sáenz de Tejada y ha reiterado una idea que el Gobierno ha venido lanzando desde el pasado jueves: no hay ninguna posibilidad de que ETA obtenga algo de la sociedad vasca o de la española.

El Parlamento Vasco ha rendido hoy homenaje a los dos guardias civiles asesinados por ETA en Palma de Mallorca con una concentración y un acto en el que dos compañeros del instituto armado han colocado una corona de flores debajo de las fotos de las dos últimas víctimas de ETA.

Previo al homenaje, un centenar de representantes políticos y ciudadanos, con la lehendakari en funciones, Isabel Celaá, y la presidenta de la Cámara, Arantza Quiroga, al frente, se han concentrado en el exterior en silencio durante quince minutos. A continuación, la Cámara Vasca ha vivido el quinto acto de estas características.

Una vez concluida la concentración, los congregados han entrado al recinto del Parlamento Vasco, en cuyos exteriores se ha celebrado el homenaje. Las fotos de los guardias asesinados, como en ocasiones anteriores, se han colocado en la escultura colocada en la entrada del Parlamento Vasco en recuerdo de los damnificados por el terrorismo.

"La libertad no se fabrica en serie"

Entre los asistentes al acto se encontraban dos hermanos del policía nacional Eduardo Puelles, asesinado por ETA el pasado 19 de junio en Arrigorriaga (Bilbao) mediante una bomba lapa, Josu y Arantxa.

El primero ha pedido a la sociedad vasca que reaccione frente "al rito de ETA y la burla general de la gente que les apoya" y que trabaje "día a día para lograr la libertad, porque la libertad no se fabrica como los coches, en serie".

Por su parte, la presidenta del Parlamento Vasco ha leído la declaración institucional de repulsa a la que, según ha explicado, se han sumado los sindicatos UGT, CCOO y USO, y las patronales vascas SEA-Empresarios Alaveses, Adegi (guipuzcoana) y Cebek (vizcaína).

En dicho texto, la Cámara condena el "brutal atentado" y muestra su cariño, cercanía y solidaridad a los familiares de los guardias civiles fallecidos, así como a sus compañeros del instituto armado y al conjunto de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Entre los asistentes se encontraban además cinco miembros de la Guardia Civil. El general Miguel Castro y los respectivos jefes de la comandancia de la benemérita de las tres provincias de la Comunidad Autónoma Vasca.