Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un vertido de fuel avanza hacia zonas turísticas de Huelva

Las autoridades confían en que el viento devuelva el vertido mar adentro

Una mancha de petróleo de aproximadamente siete kilómetros de largo y 50 metros de ancho se ha extendido este jueves en aguas del Atlántico por un fallo en un conducto por el que circulaba el crudo desde el buque expendedor hasta la refinería de Cepsa, en Palos de la Frontera (Huelva). A última hora del jueves se temía que la mancha alcanzara la playa de Mazagón, ya que una parte del crudo se desligó de la mancha principal y quedó a dos kilómetros de la costa.

La Subdelegación del Gobierno en Huelva convocó una reunión de urgencia en la que intervinó la autoridad porturia, representantes de la Junta de Andalucía y delegados de la empresa Cepsa. Entre todos aunaron fuerzas para evitar posibles daños medioambientales y, sobre todo, que el petróleo llegue a las costas onubenses.

El avión Sasemar 101, que se envió inmediatamente a la zona afectada, divisó dos manchas diferenciadas: una alargada que ha sobrepasado el Espigón Juan Carlos I, se dirigía hacia el Este y está compuesta por regueros paralelos y dispersos de densidad moderada. La otra es una mancha circular situada a unas 1,5 millas de la tierra al Este de la primera mancha. Su tamaño es de 0,7 millas y está formada por varios regueros.

El derrame accidental se produjo sobre las 12.45. La empresa activó su propio plan de emergencia y comunicó los hechos a las autoridades competentes. Ni Cepsa ni Subdelegación conocen el motivo por el que se produjo la fisura en el conducto por el que circulaba el crudo. Los cambios de viento y marea que se preveían para la pasada noche hacía prever que la mancha avanzara mar adentro. Sin embargo, ante la posibilidad de que el crudo llegue a la costa de Mazagón, las autoridades montaron un despliegue de medios -con más de 60 personas- para recoger el material y evitar que circula más allá en dirección a Matalascañas.

Ante la supuesta llegada del crudo a la costa, a las 17.30 se activaron también los planes de emergencia regionales que incluyen Huelva capital, Moguer y Palos de la Frontera. En el parador de Mazagón se desplegaron dispositivos de contención terrestre por si el crudo llegara por la noche a la costa.

Desde la base logística de Sevilla se desplazaron medios terrestres, camiones y barreras, que estarán preparados para contención y recogida en la playa en caso necesario. El buque tenía bandera de Liberia y procedía de Tenerife. En 2005 hubo un escape desde la monoboya que vino a afectar la playa de La Antilla, en Lepe.