Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La investigación del 'caso Gürtel'

Luis Delso niega toda vinculación con el 'caso Gürtel' y estudia acciones judiciales

Luis Bárcenas insinuó que las anotaciones de la 'caja B' se refieren al presidente de Isolux

El presidente de la constructora Isolux Corsán, Luis Delso, ha negado hoy en un comunicado cualquier vinculación con el caso Gürtel y ha asegurado que ha pedido a sus abogados que estudien acciones judiciales en la defensa de sus intereses y de la compañía que preside.

Delso responde así, a través de una nota, a las informaciones publicadas hoy por varios diarios, entre ellos EL PAÍS, que recogen las declaraciones realizadas supuestamente por Luis Bárcenas, imputado provisional en la trama de corrupción encabezada por Francisco Correa y que salpica al PP, en su comparecencia ayer ante el Tribunal Supremo. Ante esta información, Delso asegura que "nunca, ni como persona individual ni como máximo responsable de la empresa" que preside, ha realizado "encargo profesional alguno a las empresas de Francisco Correa ni a éste".

También apunta a Lucas Bagchus

En consecuencia, manifiesta que "en ningún caso" ha recibido, "ni a título personal ni como empresa, remuneración económica alguna de las citadas compañías y/o personas". Por ello, niega "cualquier vinculación de su persona y de su nombre con las iniciales contenidas en la contabilidad de esas empresas" y, por último, y "dada la gravedad de las supuestas declaraciones realizadas por Barcenas", informa de que "ha encargado a su equipo jurídico el estudio de las pertinentes acciones judiciales a que hubiere lugar con arreglo a derecho en la defensa de sus intereses y los de la compañía que preside".

Según informa hoy este periódico, el tesorero y senador del PP aportó ayer al juez Francisco Monterde, instructor del caso Gürtel en el Supremo, una serie de documentos para tratar de justificar sus incrementos patrimoniales, en un intento de que el alto tribunal no solicite el presumible suplicatorio para investigarle por presuntos delitos de cohecho (soborno) y delito fiscal. Los documentos -declaraciones de Hacienda, justificantes de sus ingresos y certificados de inversiones que portaba su abogado en dos maletines-, según fuentes jurídicas, no desvirtuaron las acusaciones de haber recibido algo más de un millón de euros de la trama.

Bárcenas, que comparecía bajo la extraña figura de "imputado provisional", negó que fuera L. B. o Luis el Cabrón -ambos nombres figuran en la contabilidad B e incluso llegó a aportar una hoja impresa de un diario digital en el que se hace referencia a que esos apuntes se pueden referir a Delso. Se trata de una información sobre un fondo inmobiliario, Real State Equity Portfolio, en el que la red consiguió que invirtieran varios empresarios conocidos, entre ellos el presidente de Isolux. Para explicar las siglas de LB, Bárcenas apeló además a otras informaciones que apuntan a Lucas Bagchus, otro empresario que tenía relaciones con Correa. Ningún informe apunta hacia estos nombres. Todos los investigadores y jueces creen que esos apuntes pueden referirse a Bárcenas.