Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otro bombero muere en la lucha contra el fuego en Teruel

Una quincena de incendios siguen en activo

Un bombero que conducía un camión autobomba falleció la mañana de este jueves cuando participaba en las tareas de extinción de otro fuego en Corbalán (Teruel). El siniestro se produjo al volcar su vehículo, que cayó por un barranco, según el Gobierno de Aragón. Con su muerte se elevan a ocho los muertos por incendios forestales en julio, frente a una sola víctima mortal en todo 2008. Siete de ellos eran efectivos antiincendios.

Sobre la víctima, fuentes del Ejecutivo aragonés han informado de que se trata de R. C. B., de 44 años, natural de Teruel y miembro del equipo de extinción de incendios de la Diputación turolense, informa Efe. Estaba casado y tenía dos hijos. El operario, con una experiencia de cinco años en este tipo de situaciones, acababa de incorporarse a su turno. Tras conocer el accidente, la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, ha enviado sus condolencias al presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, y ha manifestado su preocupación por el daño ecológico de estos incendios.

Varios frentes

Unos 15 fuegos siguen en activo en España, la mayoría de ellos concentrados en seis regiones: Aragón, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña y Navarra. Once de ellos están siendo extinguidos con medios técnicos y personal del Ministerio de Medio Ambiente y de la Unidad Militar de Emergencias (UME) del Ministerio de Defensa. El PP ha solicitado la comparecencia de Espinosa en el Congreso para que detalle, precisamente, estos trabajos de extinción.

En Horta de Sant Joan, el incendio sigue activo y sin control, aunque el departamento catalán de Interior es "optimista" sobre su evolución porque no ha aumentado el perímetro de las llamas. Este incendio, que lleva cuatro días en activo, ha arrasado 1.140 hectáreas, de las que unas 400 corresponden al parque natural Dels Ports, y ha dejado cuatro bomberos muertos y otros dos, muy graves. Estos están ingresados en la Unidad de Quemados del Hospital del Valle de Hebrón de Barcelona con quemaduras de segundo y tercer grado en más de la mitad de su cuerpo. El responsable de Interior, Joan Boada, ha asegurado que el fuego se irá controlando "poco a poco", pese a que las condiciones meteorológicas "son las peores".

También en Cataluña, tres bomberos han resultado heridos leves por contusiones y golpes de calor cuando trabajaban en las tareas de extinción de un pequeño incendio en Gavà, que ya está controlado. Un cabo primero de la Unidad Militar de Emergencias que participaba en la extinción de un fuego en la Serranía de Cuenca ha resultado herido leve al volcar la máquina que conducía. Este incendio en la serranía ha afectado a una superficie de aproximadmente 3.000 hectáreas, al igual que el del Condado de Treviño (Burgos).

Otro importante incendio se declaró este jueves en el paraje natural de Sierra Cabrera (Almería). Las llamas y el humo que se ha propagado hasta la localidad de Mojácar, donde se ha tenido que desalojar a la mayoría de los vecinos.

En Garbajosa (Guadalajara), el fuego de más de 12 kilómetros de largo que se extendió a Medinaceli (Soria) ha impedido la inauguración de un parque eólico, aunque ya está controlado. Los seis incendios activos en Aragón han calcinado ya 10.000 hectáreas -7.000 en el incendio de Aliaga- y vecinos de las localidades turolenses afectadas han mostrado su indignación por los "escasos medios" existentes.

Este jueves también se han declarado incendios en Onda (Castellón) -que ha cortado las carreteras CV-16 y CV-189 y ha obligado a la evacuación de parte de dos urbanizaciones de viviendas- y en Santa Coloma de Queralt (Tarragona). Entre el 1 de enero y el 12 de julio se han registrado en España 9.101 incendios forestales en los que se han quemado 35.714 hectáreas, 2.000 más que en el mismo período del año pasado, según los últimos datos de Medio Ambiente.

Ocho personas han sido detenidas como presuntos causantes de diversos fuegos en distintos puntos de España en las últimas semanas.

El 'superavión' bombero no fue efectivo

La descarga que hizo este miércoles el Boeing Boeing 747 en el incendio de Poyatos, en la Serranía de Cuenca, la primera actuación que ha tenido en España el avión de incendios más grande del mundo, no resultó efectiva porque el terreno no es apropiado para las características del aparato.

El avión hizo una descarga en el flanco sur del incendio de Poyatos en la tarde del miércoles, pero el agua finalmente se evaporó antes de llegar al fuego, debido a que la aeronave tuvo que descargar desde mucha altura por sus dimensiones y por la virulencia de las llamas, según ha explicado el consejero de Agricultura y Desarrollo Rural, José Luis Martínez Guijarro. No obstante, el responsable castellanomanchego ha dicho que "puede ser un medio efectivo" en zonas menos escarpadas y más llanas que la Serranía de Cuenca, en las que pueda hacer otro tipo de descarga.

Más información