Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La interrupción del AVE Madrid-Barcelona afectó a 13.000 personas

Restablecido el tráfico entre Madrid y Zaragoza tras 19 horas y media de suspensión a causa de un incendio

Hasta ahora, Renfe reconocía 3.000 afectados, pero el director de Alta Velocidad y Largo Recorrido de Renfe, Abelardo Carrillo, ha informado esta tarde de que han sido 13.000 los viajeros que se han visto afectados por el corte de la línea de alta velocidad entre Madrid y Barcelona a causa de dos incendios forestales en la provincia de Soria. Este meiodía se ha restablecido el tráfico tras 19 horas y media de suspensión.

Tras 19 horas y media, Renfe ha reanudado el tráfico de la línea de alta velocidad entre Madrid y Zaragoza -suspendido desde las cuatro de la tarde de ayer por dos incendios-, después de haber recibido el permiso de Protección Civil y la confirmación de que no hay ningún riesgo, según ha informado la compañía. A las 11.30 han salido los primeros trenes entre Madrid y Barcelona. Decenas de viajeros han acudido desde primera hora de la mañana a las oficinas de Atención al Cliente del Tren de Alta Velocidad (AVE) situadas en la madrileña estación de Atocha para expresar sus quejas por la atención recibida.

"Yo viajaba ayer hasta Barcelona y no pude hacerlo. Esta mañana me han llamado para decirme que se había restablecido el servicio y cuando he venido no era así", ha explicado una de las afectadas que se quejaba de haber tenido que coger ya cuatro taxis sin haber conseguido todavía salir de Madrid. Carrillo ha explicado que la compañía ferroviaria ha intentado cumplir con sus clientes de la mejor forma posible poniendo a su disposición medios de transporte alternativos. Al respecto, Renfe ha indicado que no devolverá el dinero del pasaje a los viajeros que no hayan aceptado una ruta alternativa en autobús o avión, informa Pilar Álvarez.

Otro viajero que tenía que coger esta mañana el tren con destino a Zaragoza ha optado por desplazarse a la estación de autobuses para poder llegar a esta ciudad. "Prefiero tardar un poco más en llegar pero salir cuanto antes y no perder aquí toda la mañana", ha señalado el joven, que tenía que acudir a la capital aragonesa por razones laborales.

Han sido unos 10.000 viajeros los que han optado por el servicio de autobús entre Barcelona y Zaragoza y entre Madrid y Zaragoza, así como en la dirección de Logroño y Pamplona. Otros 2.400 han elegido el avión, y en este caso Renfe ha contado con la colaboración de las compañías aéreas Iberia, Vueling y Air Europa, mientras que el resto de los afectados han optado por no viajar, a los que se les devolverá el dinero de su billete o se canjeará por otro idéntico para el día que quieran. A juicio de Carrillo, Renfe ha dado una respuesta alternativa razonable de viaje, aunque ha reconocido que "esa respuesta nunca puede ser óptima".

La causa del bloqueo fue un incendio forestal que se declaró a las 14.30 de ayer en la provincia de Guadalajara y que alcanzó con rapidez tierra de Soria. El fuego hizo que dos horas más tarde se cortase el tráfico ferroviario entre Medinaceli (Soria) y Calatayud (Zaragoza), al aproximarse las llamas a las vías. Este corte ha afectado a todos los trenes que circulaban en ese momento y que tenían que cubrir durante las horas siguientes el trayecto entre Madrid y Barcelona, hasta que a las 11.30 de hoy.