El AVE Madrid-Barcelona, cortado entre Guadalajara y Soria por un incendio

Dieciséis convoyes han tenido que detenerse con cerca de 3.700 viajeros afectados

El inicio del fuego de Garbajosa (Guadalajara) que ha obligado a cortar el AVE Madrid-Barcelona.
El inicio del fuego de Garbajosa (Guadalajara) que ha obligado a cortar el AVE Madrid-Barcelona.JESÚS DEL BARRIO

Más de una veintena incendios de importancia permanecen activos en ocho comunidades españolas, el más virulento el de Horta de Sant Joan (Tarragona), que se encuentra sin control tras causar el martes la muerte de cuatro bomberos y heridas muy graves a otros dos. La comunidad más afectada en cuanto a número de fuegos es Castilla-La Mancha (siete), seguida de Castilla y León (cinco), Aragón (cuatro) y Cataluña (tres). En Navarra hay dos, mientras que en la Comunidad Valenciana, La Rioja y País Vasco hay uno.

El Gobierno ha desplegado durante el miércoles un total de 800 efectivos para colaborar en la extinción de todos los incendios de nivel 2 en que las Comunidades Autónomas lo han solicitado su apoyo, además de 12 medios aéreos Canadairr, 35 medios aéreos del Ministerio de Medio Ambiente y 11 brigadas aerotranspotadas con dos helicópteros cada una.

Más información
El fuego de Tarragona ha arrasado ya 1.100 hectáreas
La interrupción del AVE Madrid-Barcelona afectó a 13.000 personas

El incendio que sin duda ha afectado a más personas es el originado en el término municipal de Garbajosa (Guadalajara) por la chispa de una cosechadora, que ha obligado a cortar la línea de AVE Madrid-Zaragoza entre Alcolea (Guadalajara) y Medinaceli (Soria).

La línea fue suspendida en este tramo a las 16.00 horas de este miércoles y Renfe admite que todavía no hay una previsión de cuándo volverán a circular los trenes que unen estas dos ciudades. Dieciséis convoyes tuvieron que detenerse para facilitar las labores de extinción, diez en el sentido Madrid-Barcelona y otros seis en el sentido inverso. El corte ha afectado a un total de 3.669 viajeros, informa Renfe, que ha organizado un plan alternativo de transporte en avión y autobús para trasladar a los viajeros.

Los afectados tuvieron que permanecer varias horas en las distintas estaciones en las que se estacionaron los trenes hasta que comenzaron a llegar los autobuses fletados por Renfe. En Guadalajara quedaron 894 viajeros, 796 en Calatayud, 964 en Zaragoza, 275 en Lleida, 225 en Camp de Tarragona y 485 en La Sagra. Algunos han sido trasladados hasta los aeropuertos de Madrid y Barcelona y otros han podido elegir entre viajar en autobús hasta su destino o renunciar al viaje y recuperar el importe de su billete.

Jorge, uno de los atrapados en Calatayud, relató sus impresiones por teléfono a ELPAÍS.com: "La gente se lo toma con calma porque con el aire acondicionado no estamos incómodos. Aquí hay dos trenes retenidos y salimos de los vagones cada media hora para fumar. Afuera hay muchísimo viento y la temperatura es superior a los 40 grados. No sabemos cuándo se restablecerá el servicio y de lo único de lo que nos quejamos es de la falta de noticias". Desde Renfe afirman que se ha informando a los viajeros en todo momento.

Ángel Álvarez, alcalde de Aguilar de Anguita (Guadalajara), da fiabilidad a la teoría del chispazo en una cosechadora como origen del incendio y describe el estado del pueblo: "Las columnas de humo son muy intensas y el fuego va avanzando rápidamente hacia Soria. La gente sólo está preocupada porque se pueda quemar una ermita, pero no las casas. Las llamas están a unos dos kilómetros de las viviendas".

Castilla-La Mancha

El consejero de Agricultura y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, este miércoles se han registrado 22 incendios en la región, de los que siete siguen activos, ocho están controlados y otros siete han sido extinguidos a lo largo del día.

Los dos incendios declarados el martes por la tarde en la Serranía de Cuenca, en Uña y Poyatos, siguen ardiendo. Ambos están arrasando superficie de pinar y en su extinción trabajan más de 300 efectivos. El más grande es el de Poyatos, donde operan unas 265 personas. Según Martínez Guijarro, es intencionado, porque se ha detectado una decena de frentes a lo largo de un camino forestal que une Poyatos con Tejadillos. El fuego ha obligado a evacuar dos campamentos de verano, uno de Acción Católica, compuesto por 120 niñas, y otro de 128 scouts de Sevilla.

También siguen activos incendios en Garbajosa, Jodra del Pinar y Rueda de la Sierra, en la provincia de Guadalajara; Casasimarro en Cuenca, y San Lorenzo de Calatrava en Ciudad Real.

Aragón

Otros tres fuegos se declararon a mediodía de este miércoles en las localidades de Alloza, Aliaga y Cedrillas de Corvalán (Teruel). Continúan activos y ofrecen grandes dificultades para llevar a cabo los trabajos de extinción, por lo que han arrasado ya, entre los tres, 4.500 hectáreas y han obligado a desalojar a alrededor de mil personas. Los ciudadanos de Ejulve, también en Teruel, han sido desalojados y en la localidad de Andorra se ha recomendado a los vecinos que abandonen sus casas y se reagrupen en los polideportivos. El alcalde de Cuenca, Francisco Javier Pulido, ha señalado que las llamas están afectando a cinco montes que en conjunto tienen una extensión de más de 11.000 hectáreas.

Sergio, un vecino de La Zoma (Teruel), denuncia también por vía telefónica que el fuego "se está comiendo toda la provincia y aquí no viene ni Cristo". "Es un incendio de grandísimas dimensiones y sólo han venido dos personas de un retén desde las 11.00. El pueblo tiene unas 20 personas y ya hemos evacuado a los niños y a los ancianos, unos 15. Las llamas están a 100 metros de las casas. Es imposible apagar el fuego, pero estamos luchando contra él como podemos. Estamos sacando el agua de una piscina portátil".

Castilla y León

Un incendio se originó en la localidad palentina de Cevico Navero, junto a Baltanás. En este último pueblo, las unidades de extinción trabajan desde el martes en otro fuego que se ha reactivado este miércoles. El nuevo incendio se ha producido a causa de una negligencia en torno a las 16.00. Las llamas se encuentran en las cercanías de la localidad y que ya trabajan dotaciones que se encontraban en el incendio de la localidad vecina.

País Vasco

En Álava, cuatro incendios mantienen en vilo a los habitantes de Mendibil, Arroyabe y Etxabarri Urtupiña. Las llamas de Mendibil han afectado a la N-1 y los servicios de emergencia han tenido que desalojar a algunos vecinos y un club náutico en Ayalde. La Diputación foral, que ha reconocido encontrarse en "una situación de máximo riesgo de incendios, agravada por el viento sur", ha alertado de otros dos nuevos focos en los municipios de Campezo y Treviño. Un grupo de unos 20 vecinos ha desalojado sus casas en este último condado, uno de los que más preocupa a la Diputación alavesa, que acaba de convocar una mesa de crisis en Vitoria para coordinar las actuaciones. Los medios aéreos comenzaron a trabajar en Treviño nada más desatarse el fuego, a las 17.00, pero a las 18.30 han tenido que retirarse debido a las rachas de viento. Aún mantiene dos focos activos.

Comunidad Valenciana

Un incendio se declaró la tarde de este miércoles en la partida de La Roca, entre La Vall d'Alcalá y Margarida, al norte de la provincia de Alicante, informa Ezequiel Moltó. El fuego comenzó en una cuneta y pasó rápidamente a un barranco con "importante masa forestal", según el consorcio provincial de Bomberos. El fuego "no está controlado y avanza hacia la Vall de Gallinera", una zona de alto valor ecológico y medioambiental, según estas mismas fuentes.

En las tareas de extinción interviene un amplio despliegue de medios aéreos. Un total de 11 (seis helicópteros y cinco aviones air tractor) además de efectivos de los cuerpos de bomberos de Dénia, Cocentaina y brigadas forestales de las comarcas de L'Alcoià y El Comtat.

Navarra

Un incendio originado a las 13.40 de este miércoles en una pajera en Larráyoz (Pamplona) se extendió a una zona cercana de monte bajo y arbolado. A última hora de la tarde está prácticamente controlado, mientras que existen varios focos que afectan a zonas de Zuazu (Izagaondoa), Idocin (Ibargoiti) y Alzórriz (Uniciti).

El 'superavión' se estrena en la extinción de incendios

El Boeing 747 presentado el martes en Ciudad Real y que tiene capacidad para cargar 76.000 litros de agua ya participa en las tareas de extinción de los dos incendios que permanecen activos en la Serranía de Cuenca.

El avión bombero es el más grande que se ha construido en todo el mundo para esta labor y es capaz de almacenar hasta 15 veces más de agua que las aeronaves que se emplean en España en estos momentos.

Responsables de la firma estadounidense Evergreen, constructores del avión, señalaron que este Boeing 747 puede descargar el agua a baja altura y reducir su velocidad cuando lo hace. También es capaz de realizar varias descargas en un mismo vuelo, cuando la mayoría de los aviones sólo puede hacer una.

La Comunidad de Madrid también ha mandado dos helicópteros para participar en las tareas de extinción. Los dos aparatos tienen una capacidad de 1.000 y 1.500 litros de agua en cada desplazamiento, respectivamente, y han sido enviados después de que la Junta de Castilla-La Mancha solicitara anoche más ayuda.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS