Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Mossos d'Esquadra entran en el Palau de la Música

La justicia investiga el supuesto desvío de más de dos millones de euros del Orfeó Català.- La policía se lleva 13 cajas tras un registro de nueve horas

Los Mossos d'Esquadra han entrado este jueves por la mañana en el Palau de la Música Catalana por orden de un juez de Barcelona que investiga el supuesto desvío de más de dos millones de euros de los fondos del Orfeó Català, que tiene su sede en ese histórico edificio del modernismo catalán. El registro se inició poco antes de las 10 de la mañana. Al cabo de nueve horas, los Mossos dieron por terminado el registro y se llevaron 13 cajas y una gran bolsa azul de las instalaciones del Palau.

El objetivo de la operación policial es averiguar la existencia de documentos contables y facturas que ratifiquen los indicios delictivos que estudia el Juzgado de Instrucción 30 de Barcelona, después de la querella presentada por la fiscalía por apropiación indebida y falsedad contra Félix Millet, presidente de la asociación y la fundación Orfeó Català. Ambas entidades están domiciliadas en el Palau de la Música Catalana, el mismo lugar en el que ha vivido la familia Millet durante años, y supuestamente fueron utilizadas para desviar el dinero, en billetes de 500 euros.

La querella también va dirigida contra otras tres personas, que son los responsables máximos de esas entidades y que disponían de poderes para realizar cuantiosos reintegros en billetes de 500 euros al margen de la contabilidad oficial del Orfeó Català. Las cifras que investiga la justicia revelan que el dinero desviado en 2003 ascendió a un millón y medio de euros y que en 2004 superó el medio millón de euros. La alarma del caso la disparó la Agencia Tributaria hace unos meses, cuando se comprobó que se habían realizado cuantiosos reintegros en billetes de 500 -en algunos casos por un importe total de 300.000 euros- a favor de cuentas ajenas a la contabilidad oficial de la asociación y la fundación Orfeó Català.

Ambas entidades que gozan de exenciones fiscales se nutren de cuantiosas subvenciones de todas las administraciones públicas destinadas al fomento de ese coro musical, fundado en 1891 y que es una referencia de la cultura catalana. Al parecer, la Agencia Tributaria reclamó al Orfeó Català los justificantes de los gastos realizados con esos reintegros en metálico y no obtuvo respuestas convincentes. Los responsables de la entidad musical atribuyeron los reintegros a los gastos de las obras de ampliación del Palau de la Música realizadas hace unos años, pero después se comprobó que las empresas a las que se cargaron las obras carecen de medios para asumirlas.

También se intentaron justificar los gastos con conciertos cuyos pagos no se pudieron acreditar de forma oficial. Al margen de la información de la Agencia Tributaria, la fiscalía recibió diversos anónimos que han permitido avanzar en las investigaciones y en los que se aseguraba que el dinero había servido para el enriquecimiento de Félix Millet, que era quien ordenaba los reintegros y quien supuestamente los habría gastado en la compra de inmuebles y vehículos.

Félix Millet ha abandonado el Palau al finalizar el registro. Lo ha hecho por la puerta de atrás y ocultándose con un paraguas. El Orfeó Català ha difundido un breve comunicado en el que manifiesta su confianza en la Justicia y pide un trato respetuoso de la noticia "ante el carácter preliminar" de las actuaciones.

Aplazada la concesión de la Medalla de Oro de Barcelona a Félix Millet

Todos los grupos municipales del Ayuntamiento de Barcelona decidieron aplazar sine die la votación para conceder la Medalla de Oro de la ciudad al Mérito Cultural al presidente de la Fundación Orfeó Català-Palau de la Música Catalana, Fèlix Millet, tras la investigación de la Fiscalía para determinar dónde se desviaron dos millones de euros de los fondos de la entidad, informó a Europa Press un portavoz municipal.

En la orden del día del pleno del Ayuntamiento de mañana estaba previsto aprobar definitivamente y por unanimidad el otorgamiento de la medalla a Millet por su tarea al frente de esta institución centenaria y por haber dotado al Orfeó Català de los recursos necesarios "para adaptarse a los cambios sociales, económicos y culturales que han transformado la sociedad civil catalana en los últimos 30 años".

La comisión de Cultura, Educación y Bienestar Social de este mes, celebrada el día 15, propuso entregarle la distinción a Millet también, entre otros motivos, por liderar "el sueño largamente perseguido" de convertir el Palau de la Música en un emblema artístico y cultural reconocido en todo el mundo.

Entre las distinciones que ha recibido destacan la Clau de Barcelona (1998) y la Creu de Sant Jordi de la Generalitat (1999). Millet ya tuvo roces con la justicia: el 6 de mayo de 1983 ingresó en prisión preventiva, durante unos meses por una supuesta estafa en la gestión de la Sociedad de Inversiones Inmobiliarias Renta Catalana. Finalmente fue condenado en 1984 a dos meses de arresto y 30.00 pesetas de multa por un delito de imprudencia que posibilitó la falsedad.

Más información