Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres ex consejeros de Matas rechazan la confesión de un 'arrepentido' que les acusaba de corrupción

Un concejal expulsado del PP implicó al presidente balear por conocer una supuesta trama de financiación ilegal del partido

Hasta tres ex consejeros del PP en los Gobierno de Baleares de Jaume Matas (1996-99 y 2003-2007) han refutado -con palabras gruesas y anuncios de querellas- las acusaciones de corrupción efectuadas contra ellos y su presidente por un incriminado arrepentido, el empresario Felipe Ferré, concejal expulsado del PP de Lloseta. Ferré implicó a Matas y a los políticos José Juan Cardona, Juan Flaquer (ambos diputados) y Miguel Ramis (ex Delegado del Gobierno) por conocer o participar en la supuesta trama de malversación de fondos y financiación ilegal del PP con al menos 250.000 euros.

El arrepentido es pariente político segundo de Matas y dijo que actuó amparado por el ex presidente en su actividad de proveedor del Gobierno y que aquél debía saber el destino de las 'mordidas' y contratos ficticios. Ferré fue detenido e imputado en 2008 al estallar el escándalo por la supuesta malversación de al menos dos millones de euros en la Consejería de Industria de José Juan Cardona. La gerente del Consorcio de Desarrollo Económico, Antonia Ordinas, su esposa Isabel Rosselló y el ex director general de Industria, Kurt J. Viaene, quedaron imputados y estuvieron presos dos meses.

La fiscalía Anticorrupción acusa al ex consejero Cardona de liderar una banda para apropiarse de "ingentes cantidades de dinero de los fondos públicos" mediante "una actividad fraudulenta, constante y reiterada". Los fiscales Pedro Horrach y Juan Carrau lograron una confesión de auto imputación de Felipe Ferré ante la juez Piedad Marín. Antes obtuvieron la colaboración de Ordinas, que entregó los 240.000 euros que tenía ocultos en una lata de Cola-Cao enterrada en el jardín de su chalé.

"No puedo aceptar que haya gente escampando mierda con el fin de salvar el culo", manifestó Cardona -implicado por Ferré y Ordinas- y reiteró que no dimitirá pese a que está también imputado por gastar al menos 10.000 euros públicos en el transporte en avión de seis toneladas de propaganda del PP, cuya edición no se abonó.

El ex consejero de Turismo Juan Flaquer acusó de "delincuente" confeso al testigo de cargo de la Fiscalía y negó él pidiera comisiones para él o para financiar al PP y desligó a Jaume Matas de cualquier sospecha. Ferré sostuvo que el tinglado turístico publicitario televisivo en China, Honey Moon, que costó 550.000 euros fue en parte una tapadera.

"Me querellaré" amenazó Miguel Ramis, el ex consejero de Medio Ambiente, ex portavoz del PP balear y ex delegado del Gobierno que era presidente de un club de baloncesto que patrocinó la consejería de José Juan Cardona.