"No quiero ser el austriaco más famoso desde Hitler"

Sacha Baron Cohen, encarnando a Bruno, presentó anoche en Londres su película vestido de extravagante guardia real

Sacha Baron Cohen no se cansa de provocar al público con tal de promocionar su próxima película, donde interpreta al extravagante reportero gay austriaco Bruno, que se estrenará en la mayoría de las salas de cine en julio. Su última aventura, disfrazarse de guardia real de la reina en Londres, donde el miércoles por la noche dirigió una banda de metales ataviado con un sombrero de piel de oso, una túnica roja sin mangas que dejaba ver su vientre, medias negras apretadas y botas por la rodilla. Todo como previa de la premiere británica de Bruno.

Y es que el actor está seguro de que repetirá el éxito sorprendente de taquilla que obtuvo con Borat, y, fiel a su costumbre de aparecer solamente como un personaje, se dirigió anoche a la multitud presente en el centro de Londres y dijo que Bruno era "la película más importante protagonizada por un gay austríaco desde 'Terminator 2'", en clara alusión a la estrella austriaca de Terminator y ahora Gobernador de California, Arnold Schwarzenegger.

Más información

Su escándalo londinense ha ocurrido justo después de que se publicitara su desnudo en la portada de la última edición de la revista estadounidense GQ, aunque a fines del mes pasado ya había llamado la atención mediante una exitosa acrobacia publicitaria durante los premios MTV Movie Awards en Estados Unidos. En aquella ocasión, después de dar vueltas con un arnés sobre la audiencia, Bruno aterrizó de cabeza en el regazo del rapero Eminem, enseñando el trasero en el proceso. El cantante se fue furioso, pese a que después confirmó que era parte de la broma.

"No intento atraer la atención hacia mí. Lo último que quisiera es ser el austriaco más famoso desde Hitler", señaló el actor, en clara interpretación de su personaje a la agencia Reuters. Ante la pregunta de qué hará a continuación, él respondió: "Realmente quiero ganar un premio Nobel". Y sobre su encarnación previa en la pantalla grande, Bruno señaló: "Acabo de ver esta película llamada Borat. Para ser franco, vi que era una recreación muy ofensiva de un extranjero. Hay un tipo que parece que actúa en ella llamado Sacha Baron Cohen. Ese chico es claramente gay", indicó.

Y es que, al igual que Borat, Bruno también es un documental falso o mockumentary, que sigue a un periodista de moda que pierde su empleo en Austria y viaja a Estados Unidos tratando de convertirse en famoso.

Universal Pictures, el estudio detrás de Bruno, señaló que la intención de la película es satirizar la homofobia, aunque algunos defensores de los derechos de los homosexuales están preocupados ya que Cohen podría reforzar los estereotipos negativos sobre los gays.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50