Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diario de la primera exhumación con tutela judicial (día 2)

Santiago Macías, vicepresidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, narra los trabajos en Zamora en dos fosas comunes de la Guerra

Santiago Macías, vicepresidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), relata para el ELPAIS.COM el avance de los trabajos de exhumación de dos fosas comunes en Santa Marta de Tera (Zamora), que se abren por orden de la juez de Benavente Tania Chico. Son las primeras que se exhuman en España con tutela judicial.

19.30. Llueve, lo dejamos hasta mañana.- Ha empezado a llover, así que tenemos que dejar el trabajo. Ha sido un día largo, esperamos tener más suerte mañana. Paciencia.

17.30. Parada en la recogida de muestras de ADN.- Están aquí miembros del equipo argentino de antropología forense que están recogiendo muestras de ADN en España para tratar de identificar a víctimas de la dictadura argentina. Le cedo la palabra a uno de ellos, Luis Fontebrider:

"Estábamos en León, en nuestra campaña de colección de muestras para tratar de identificar víctimas de la dictadura argentina entre 1974 y 1983 y hemos decidido parar en Santa Marta de Tera para ver a los amigos de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica y visitar la exhumación. A nosotros no nos sorprende la presencia del juez aquí porque en Argentina nuestro trabajo siempre se hace en un contexto judicial. Estamos tratando de recoger muestras de sangre en España para tratar de identificar cuerpos en Argentina, porque muchos argentinos se exiliaron en España y pueden ser familiar de alguna de las víctimas que no hemos podido identificar en Argentina. Hemos dejado una oficina en el Ayuntamiento de León por si alguien quiere acercarse y mañana llevaremos la campaña de recogida de muestras a Barcelona. Llevamos tres años con este proyecto y hemos recogido unas 5.000 muestras en todo el mundo para cotejar con 600 esqueletos hallados en Argentina. De momento hemos conseguido identificar así los restos de 42 personas"

16.30. Charla con la Guardia Civil.- No creo que terminemos hoy, pero estamos muy cómodos trabajando porque hay una juez que nos arropa, que nos tutela, que se preocupa. Todo es distinto con una juez aquí. Por ejemplo, la presencia de la Guardia Civil. Acabamos de estar hablando con ellos y la verdad es que el trato es excelente. Entran, miran, vigilan, nos preguntan si necesitamos algo... creo que entienden muy bien lo que estamos haciendo.

14. 00. Pausa para comer.- Nos vamos a comer todos juntos, a descansar un rato. Por la tarde se acercará a la fosa el equipo de antropología forense argentino que está recogiendo en León muestras de ADN de familiares de desaparecidos en Argentina.

13.30. Visitas.- Acaba de venir a la exhumación Emilio Silva, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica. Seguimos trabajando en la misma zona donde han aparecido los huesos. Hay indicios de que puede haber restos de más de una persona y eso es muy buena señal. Sabíamos que esto no iba a ser fácil, así que estamos tranquilos.

12.30. Panteones con restos.- Han venido unos albañiles para decirnos que cuando hicieron unos panteones encontraron restos humanos. El trabajo se ha dividido en dos, pero mejor os lo explica el arqueólogo que dirige la exhumación, René Pacheco: "Llegamos aquí orientados por testimonios orales de gente que recordaba haber visto cosas, como Felícito. Empezamos a pasar la retroexcavadora por una zona pero se acercó un vecino del pueblo que nos dijo que había un familiar suyo enterrado ahí hace 50 años y como encontramos clavos, que indicaban una caja de ataúd, nos desplazamos a los laterales. Los restos que hemos encontrado están enredados en una zapata hecha para aguantar el campanario de la iglesia, dentro del cemento. Pero como los paletas que construyeron algunos panteones aquí nos dijeron que habían encontrado restos humanos al hacerlos, hemos dividido al equipo en dos y uno trabaja en la zona del campanario y otro siguiendo la línea de panteones. Trabajar en un cementerio es muy complicado porque se remueve mucho la tierra para ampliaciones. Si no los encontráramos en estas dos zonas, nos plantearíamos explorar extramuros del cementerio, aunque de momento, todos los testimonios indican que están dentro, aquí."

12.15. El niño que vio cómo los enterraban.- Le cedo la palabra en este diario a Felícito Ballesteros, que siendo niño, vio cómo enterraban a las personas que estamos buscando: "Tengo 84 años. Cuando vi cómo los enterraban en fosas comunes en el cementerio de Santa Marta de Tera tenía 12. Al primer grupo, los que recogieron en Destriana (fusilados en agosto de 1936) , los traía, obligado, un campesino en un carro de vacas. El segundo, los de Benavente (asesinados en octubre de ese mismo año) venían en un carro de mulas. Los traían muertos. Los falangistas obligaron a los campesinos a enterrarles y de haberse negado, les habrían matado a ellos también. Echaron los cuerpos uno encima del otro, todos juntos. Yo estaba en la parte civil del cementerio y lo vi todo. Era un niño, pero entendí perfectamente lo que estaba pasando y sentí una pena terrible por aquella injusticia. Fue algo horrible ver cómo arrojaban los cadáveres de aquella manera. Entonces, como niño, y hoy, como persona mayor, deseé que nada así volviera a pasar nunca. España estaba llena de odio, de envidias que mataban a la gente... Ojalá les encontremos. Ahora estamos pendientes de un albañil que hace unos años encontró restos humanos mientras hacía un panteón para otros".

11.15. Encontramos más restos.- "Acabamos de encontrar más restos, pero es difícil aún saber si son lo que estamos buscando. El trabajo en un cementerio es complicado porque las sucesivas ampliaciones y obras cambian el terreno y nos despistan. La iglesia se ha rehabilitado tres veces. Hace años aparecieron unos restos humanos cuando abrían hueco para hacer un panteón, puede ser otra pista".

10.00. Trabajo lento y minucioso.- Trabajamos en una zona pequeña, pero el trabajo es muy lento. Intentamos seguir el rastro de los huesos encontrados ayer.

09.00. Arranca el segundo día de trabajo.- Hoy no hay tanta expectación como ayer y eso creo que nos tranquiliza un poco a todos. La juez no ha podido venir pero estamos en contacto permanente con ella por si hay alguna novedad. Sigue aquí la Guardia Civil.