Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mayor Oreja: "Camps es el más honorable de todos los españoles"

15.000 militantes 'absuelven' al presidente valenciano al grito de "a por ellos"

Camps, Rajoy, Mayor Oreja y Fabra, durante el mitin en la Plaza de Toros de Valencia.
Camps, Rajoy, Mayor Oreja y Fabra, durante el mitin en la Plaza de Toros de Valencia. CARLES FRANCESC

Todos los dirigentes del PP lo comentan en privado: el caso Gürtel ha servido para unir a un partido desunido. El enemigo exterior tiene siempre ese efecto. Es algo sabido internamente, pero ayer Francisco Camps quiso que todo el mundo lo viera. Por eso movilizó a todo su partido, con autobuses de todos los pueblos, para desbordar con 15.000 personas (en los tendidos caben casi 13.000) la plaza de toros de Valencia en el mayor mitin de la campaña. Y lo logró en un éxito sin paliativos que rápidamente se convirtió en un acto de desagravio al grito de "Paco te queremos", "estamos contigo" y "a por ellos, oé".

Todos los oradores homenajearon a Camps, pero Rita Barberá resumió el sentido político del acto: "Que sepan los autores de esa campaña vil y porcina que ya dura más de tres meses que cada segundo que te han hecho sufrir a ti y a tu familia lo convertiremos en miles y miles de votos, Paco". El PP no disimula que convertirá su victoria en la Comunidad Valenciana (creen que le sacarán 12 puntos al PSOE) como una absolución popular de Camps. Los 15.000 militantes ya le absolvieron ayer al grito de "Paco, Paco".

Hace un año, en esta plaza, Mariano Rajoy y su "niña", protagonista de la campaña de las generales, recibieron el empujón de los militantes valencianos. De los protagonistas de 2008, sólo faltó ayer Álvaro Pérez, el Bigotes, que participó en la organización de aquel acto. En las fotos sale apartando a los cámaras de Rajoy. Ayer los populares hablaban como si el Bigotes no existiera y Gürtel fuera un invento del PSOE. "Frente a la mentira y la calumnia tiene que ganar la decencia de Paco Camps, el más honorable de todos los valencianos, y de todos los españoles", se creció Jaime Mayor.

El líder del PP ha decidido unir su futuro político al de Camps, jugársela a todo o nada con este imputado en Gürtel, lo que no ha hecho con los otros imputados, expulsados del PP, o implicados, puestos bajo sospecha interna. Y quiso que quedara claro: "Querido Paco, yo creo en ti. Creo en lo que haces. Te he visto actuar muchas veces. La inmensa mayoría de los españoles creen en ti, yo siempre estaré detrás de ti, delante o al lado, me da igual, quiero que me oigan todos en la plaza", sentenció.

Por si había dudas de que el acto estaba pensado para encumbrar a Camps, fue él el encargado de cerrarlo, y no Rajoy. Y el valenciano se creció hasta el punto de que, a gritos, dijo que allí estaba "la gente feliz que lucha por la libertad y la democracia", sentenció que pase lo que pase, nadie "va a parar" al PP valenciano y devolvió la enorme muestra de adhesión con la promesa de que no piensa aflojar pese a sus problemas judiciales, que le hacen ser el primer presidente autonómico imputado desde las épocas de la corrupción de principios de los 90: "Cada sonrisa, cada abrazo, cada palabra vuestra, me da la fuerza para salvar cualquier obstáculo, porque lo hago por Valencia y lo hago por España".