Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente del PP de Alicante pide disculpas por asegurar que "los de El País deberían estar en la cárcel"

El líder conservador, enfrentado a Camps, crítica la información de EL PAÍS sobre la trama corrupta

El presidente provincial del PP de Alicante, José Joaquín Ripoll, disparó este lunes por la mañana contra el mensajero y, sin ambages, pidió su encarcelamiento. "Los de EL PAÍS deberían estar en la cárcel", espetó el también presidente de la Diputación a la hora de valorar la información ofrecida por este periódico sobre la trama corrupta que afecta a los populares y que ha desembocado en la imputación por cohecho del presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps. Por la tarde, el líder provincial del PP rectificó, pidió disculpas y puntualizó que se refería al "filtrador".

Ripoll, enfrentado a Camps por el control provincial del partido, hizo estas manifestaciones durante un desayuno de trabajo con los periodistas para comentar el arranque de la campaña para las elecciones europeas. A preguntas sobre el coste electoral que el caso Gürtel tendrá en la figura del presidente del Consell, Ripoll respondió con un ataque a EL PAÍS. "Nadie entiende que en un tema judicial nos enteremos todo el mundo antes que los interesados. Si estuviéramos en Estados Unidos habrían pasado cosas importantísimas y estarían directores de periódicos en la cárcel o las fuentes que lo publican. En Estados Unidos, un director de un periódico reconoce quien es la fuente que le ha filtrado o se va a la cárcel", explicó. "No cabe en cabeza humana que el caso Gürtel esté en EL PAÍS, los de EL PAÍS deberían estar en cárcel", añadió.

Por la tarde, y ante el aluvión de críticas que cosechó su alegato, Ripoll rectificó: Cuando me he referido a que alguien debería estar en la cárcel, no lo hacía apuntando a directores de ningún medio de comunicación, sino a la persona que, de forma interesada, es la que está filtrando el sumario del caso", recoge un comunicado oficial. "Ningún periodista deberá ir nunca a la cárcel y respeto la libertada de expresión, el Derecho a la información y las distintas corrientes ideológicas de la prensa", añade.

El ataque de Ripoll a El PAÍS tuvo su correlato en las críticas de Ana Barceló, secretaria provincial del PSOE de Alicante, y el colectivo de la Unió de Periodistas Valencians. La primera señaló que "Ripoll ha abierto la veda contra los periodistas". Y los segundos consideran las manifestaciones de Ripoll fuera de lugar "y suponen un salto cualitativo especialmente grave en debate público".

La descalificación de Ripoll a EL PAÍS por sus informaciones sobre el caso Gürtel se suman a las de las pasadas semanas de la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, también del PP, aunque en este caso aliado con el bando del líder regional de los populares valencianos. Con motivo de la publicación de EL PAÍS de la grabación de una conversión privada entre Camps y uno de los cabecillas de la trama, Álvaro Pérez El Bigotes, Castedo dijo. "Que EL PAÍS publique lo que quiera, que yo leeré lo que me da la gana".

Además de este ataque frontal a EL PAÍS, Ripoll ha admitido que la imputación de Camps sí puede ser "un problema". "El apoyo popular a Camps no está cuestionado, pero si el proceso judicial a Camps sale mal, tendrá un problema", ha dicho, "o mejor, dicho, todos tendremos un problema", ha apostillado. El líder provincial del PP ha augurado que la investigación judicial acabará por perjudicar a Camps. "No se entiende que el caso Gürtel sólo nos vaya mal en España, y no en la Comunidad Valenciana", ha aseverado.