Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

El juez investiga los contratos de la Generalitat valenciana con la trama de Correa

El PP valenciano improvisa un acto de desagravio a Camps la víspera de su declaración ante el juez

El magistrado instructor de la causa abierta contra el presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, por un supuesto delito de cohecho ha dictado este lunes un auto por el que llama a declarar, en calidad de testigos, a todas las personas que han autorizado contratos entre la administración autonómica valenciana y Orange Market S.L., una de las empresas que figura en la trama de empresas corruptas que investiga el juez Garzón en el llamado caso Gürtel.

Entre otros encargos, la sociedad fue contratada por la Generalitat para la realización del expositor de la Comunidad Valenciana en la Feria Internacional de Turismo (Fitur), desde 2006. Además, elaboró una campaña de publicidad para una empresa pública de la administración valenciana y realizó otros trabajos para la empresa pública Sociedad Gestora para la Imagen Promocional y Estratégica de la Comunidad Valenciana, como la cabalgata de la salida de la vuelta al mundo de veleros Volvo Ocean Race, desde Alicante.

El juez quiere escuchar también a todos aquellos que formaron parte de las mesas de contratación, que habrán de acudir igualmente al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV).

El portavoz del grupo parlamentario socialista en las Corts, Ángel Luna, ha indicado en un comunicado que la decisión del TSJCV supone "un cambio que viene a agravar considerablemente la situación procesal" del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, informa Europa Press. "Ya no estamos hablando de tres trajes, de unos regalos, de unas pulseras, estamos hablando de poner en cuestión una forma de contratación administrativa del gobierno de Camps", ha explicado.

El PP valenciano arropa a Camps

Horas antes de que el TSJV llamara a declarar a todos los miembros de la Generalitat que contrataron con Orange Market, Francisco Camps se ha rodeado de decenas de altos cargos, alcaldes y otros responsables institucionales del PP para firmar un pacto por la integración local de los inmigrantes. El acto se improvisó a finales de la pasada semana, cuando se supo que Camps debía acudir a declarar esta mañana. La citación, prevista para el martes se ha trasladado al miércoles debido a que el abogado del presidente valenciano tenía ya una causa mañana. Por tanto, el secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa y el ex vicepresidente del Consell, Víctor Campos, acudirán mañana ante el juez, mientras que Camps y el ex jefe de gabinete de la Consejería de Turismo Rafael Betoret lo harán el miércoles.

Representantes de diversas organizaciones de inmigrantes han aportado el color y la excusa para la ocasión. Rafael Blasco, consejero de Inmigración, ha ocupado un lugar protagonista como organizador del evento. Pero ha estado seguido de cerca por el traje blanco de Rita Barberá, alcaldesa de Valencia. El cierre de filas en torno al presidente de la Generalitat fue de tal calibre que han respondido a la invitación tanto Carlos Fabra, presidente de la Diputación de Castellón y objeto de un procedimiento abreviado por el delito de falsedad documental, como José Joaquín Ripoll, presidente de la Diputación de Alicante y máximo exponente del sector zaplanista del PP de la Comunidad Valenciana.

Barberá rompe una lanza

Los presidentes de la Cámara de Comercio de Valencia y de Cierval, la confederación empresarial de ámbito autonómico, han sido los únicos representantes de la sociedad civil que han acudido al acto junto al responsable de la Asociación Valenciana de Agricultores. Francisco Camps no ha hecho ninguna declaración al margen de su discurso institucional, que ha sido aplaudido durante cinco minutos. Rita Baberá, alcaldesa de Valencia, ha sido la única que ha augurado que a partir de mañana, los socialistas se quedarán sin argumentos para atacar al presidente de la Generalitat.

Por su parte, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha expresado desde Madrid el apoyo de los populares a Camps porque su defensa "consistirá en decir la verdad". Tras una reunión del Comité de Dirección del partido en la que se ha tratado la comparecencia de Camps ante el juez José Flors, Cospedal ha asegurado que "Camps está completamente tranquilo" y que "tendrá la posibilidad de defenderse" de los "ataques e injurias".

No ha asistido al acto en Valencia ningún representante sindical ni de ningún partido de la oposición parlamentaria o municipal. Un portavoz socialista ha comentado que no se oponen a la integración de los inmigrantes, sino a los actos para "arropar" al presidente de la Generalitat y "debilitar al juez" la víspera de su declaración como imputado.