Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montilla defiende su proyecto con horizonte 2020

El presidente de la Generalitat pide unos días de "discreción" y trabajo duro para cerrar la financiación

Un acto de autoafirmación con confeti incluido frente a los riesgos que entrañan las negociaciones para la financiación con el Gobierno central y ante una Convergència i Unió que presume de estar a dos pasos del palacio de la Generalitat. El presidente de la Generalitat de Cataluña, José Montilla, se ha dado este mediodía un baño de masas en un mitin del Partit dels Socialistes en el que ha pedido al Gobierno que pase "a los hechos" respecto a sus promesas sobre Cataluña y al mismo tiempo ha reivindicado su acción de gobierno. Montilla ha asegurado que el proyecto de las "izquierdas catalanistas" -el tripartito de PSC, ERC e ICV-EUiA- , lejos de estar agotado, tiene vigencia a largo plazo. De hecho ha situado el plazo de su proyecto en el año 2020.

Montilla considera que "faltan unos días de discreción y trabajo duro" para cerrar un acuerdo de financiación con el Estado que satisfaga "lo que Cataluña pide y necesita" para asegurar su liderazgo en la economía española.

Montilla ha reiterado que en cualquier caso la Generalitat no aceptará acuerdos "a la baja", como hacían los gobiernos de Jordi Pujol (CiU), y ha agregado: "Os pido confianza cuando el Gobierno diga sí, si el Gobierno dice sí, sin duda, será porque hay un buen acuerdo". Montilla estaría preparando así el terreno para que no surjan voces críticas en su partido una vez haya acuerdo, que el presidente ha dado por sentado. "Esta es, sin duda, la legislatura de la nueva financiación".

Los socialistas catalanes habían preparado con esmero el mitin de esta mañana. No sólo para cargarse de razones para afrontar una semana clave de negociaciones con el Gobierno central -financiación y traspasos-, también para erigirse como fuerza aglutinadora de las necesidades de los catalanes en tiempos de crisis y de incertidumbre política. También han intentado dejar claro que el Gobierno de las izquierdas, liderado primero por Pasqual Maragall, tiene cuerda para rato.

"Nuestro horizonte no es 2010 ó 2012, ni el 2014; nosotros trabajamos con la mirada puesta en el 2020", ha asegurado Montilla Montilla, quien ha repasado su obra de gobierno poniendo en valor especialmente los hechos de los consejeros del PSC pero sin marginar del todo a sus socios de ERC e ICV. De ahí que en todo momento se haya referido a su gobierno como el de las "izquierdas catalanistas".

En el mitin también ha participapado la ministra de Defensa y dirigente del PSC, Carme Chacón, quien ha defendido la labor del Gobierno de Zapatero y ha evitado entrar en polémica por las complicadas relaciones entre ambos ejecutivos por la financiación. Sí ha dado por hecho que la Generalitat logrará una financiación justa gracias a José Montilla.