Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de personas reclaman en Madrid una educación "de calidad"

Los sindicatos cifran el seguimiento del paro de profesores en un 50% en Primaria y Secundaria y por encima del 70% en Infantil.- La Comunidad de Madrid, sólo en un 14%

Miles de personas, más de 35.000 según los organizadores, han tomado esta tarde el centro de Madrid, entre la plaza de la Villa y la Puerta del Sol, para reclamar un acuerdo educativo de "calidad" en un momento de crisis, donde la educación, según los profesionales, es un elemento fundamental para salir adelante. Convocada por los sindicatos más representativos del sector, entre ellos, CC OO y UGT, la marcha es el colofón a la jornada de huelga en la enseñanza pública no universitaria celebrada hoy en los centros educativos de la región. Según sus convocantes, ha tenido un seguimiento "masivo": un 50% en Primaria y Secundaria y por encima del 70% en Infantil. La Comunidad de Madrid rebaja al 14% la movilización.

El dato de participación en la manifestación ha sido de más de 35.000 personas, según los organizadores, y de unos 27.000 según cálculos de la agencia Efe, teniendo en cuenta que el recorrido de la marcha era de unos 450 metros, el ancho de la calle de 20, y que en cada metro cuadrado había unas tres personas. Con carteles como Padres y alumnos con los profes o La Educación Infantil la están matando, los manifestantes se han concentrado alrededor de las 18.00 a lo largo de toda la calle Mayor, siendo tal la cantidad de gente que la cabecera de la marcha ha tenido bastantes problemas a la hora de salir. La Delegación de Gobierno en la Comunidad de Madrid, por su parte, no ha facilitado cifra de asistentes

Tras la pancarta, en la que se podía leer Frente a la crisis, más y mejor educación pública, estaban los secretarios generales de UGT y CC OO de Madrid, José Ricardo Martínez y Javier López; el de Enseñanza de FETE-UGT de Madrid, José Vicente Mata, y su homólogo de CC OO, Francisco García. La protesta también ha reunido a representantes de la oposición y de distintos ayuntamientos. Por el PSOE, destacaban Maru Menéndez, Pedro Zerolo y David Lucas, además del alcalde de Getafe, Pedro Castro; y en las filas de IU, Inés Sabanés, Eulalia Vaquero y el alcalde de San Fernando, Julio Setién. Al término de la manifestación se ha leído un manifiesto en el que se "rechaza" la política educativa que Esperanza Aguirre está aplicando en Madrid y se denuncia la "grave" situación de la educación madrileña. "Exigimos financiación suficiente y sostenida para la enseñanza pública en Madrid a la vez que demandamos la dignificación de todos los profesionales que en ella trabajan", ha sido una de las proclamas.

"Dinero público para la escuela pública"

La de hoy es la segunda jornada movilización en la enseñanza pública no universitaria en la Comunidad de Madrid. Los sindicatos convocantes -CSIF, STEM y CSIT, además de CC OO y UGT-, cifran el seguimiento del paro en torno al 50% en Educación Primaria y Secundaria y por encima del 70% en Infantil. En un comunicado conjunto, los cinco sindicatos precisan que el 20% de los centros de Primaria y Secundaria registra paros por encima del 80% de la plantilla; en el 40% la huelga ha sido secundada por el 60% de los profesores y en el resto la incidencia es menor. Según sus cifras, cerca de 600.000 alumnos madrileños se han visto afectados. Estos datos contrastan con los aportados por la consejera de Educación, Lucía Figar, que ha cifrado en un 14% el seguimiento de la huelga.

Unas 600 personas han cortado esta mañana uno de los carriles de la calle Alcalá, a la altura de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid para reivindicar "dinero público para la escuela pública". Los manifestantes, portados con banderas y silbatos, han gritado contra Aguirre y han mostrado su rechazo a las políticas de concierto que está llevando a cabo el Gobierno comunitario. En la calle paralela, Gran Vía, donde está ubicado el registro de la Consejería de Educación, más de un centenar de personas lo han colapsado. Cada manifestante ha entregado una carta dirigida a la responsable en la materia, Lucía Figar.

Todas estas personas portaban camisetas con el lema "No somos objetos a guardar sino personas a educar" de color negro, como símbolo de luto y gorros hechos de papel morados, el color de la educación. Los convocantes de la movilización reclaman la presencia de alrededor de 4.500 profesores más en los colegios así como recursos económicos para tener un sector educativo madrileño de calidad, que también ayude a salir de crisis. También quieren que se reconozca la función educativa de todos los trabajadores de la Enseñanza y el desbloqueo de la negociación del Convenio colectivo y del acuerdo de funcionarios del Personal de Administración y Servicios (PAS) de la Comunidad de Madrid.