Las muertes en carretera descienden un 8% en los tres primeros meses

El ministro del Interior inaugura la I jornada parlamentaria sobre seguridad vial probando los avances tecnológicos

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha anunciado esta mañana que las muertes en carretera han disminuido un 8% en 2009 con respecto al año pasado. Entre el 1 de enero y el 15 de marzo de han fallecido en las carreteras españolas 382 personas, mientras que en 2008 murieron 349. La principal preocupación de la Dirección General de Tráfico (DGT) está instalada en los fines de semana, ya que los siniestros mortales se duplican con respecto a los días laborales. Un total de 23 personas murieron entre las 15.00 del viernes 13 de marzo y las 24.00 de ayer. Rubalcaba ha presentado estos datos durante la I jornada parlamentaria sobre seguridad vial en la que comprobó, entre otras novedades tecnológicas, que el motor de un coche no arranca si el conductor no supera la prueba de alcoholemia que le plantea el dispositivo alcolock.

Más información
Las muertes en carretera descienden un 8% en los tres primeros meses
23 muertos en las carreteras durante el fin de semana, siete de ellos motoristas

"He visto al ministro satisfecho y preocupado por igual. Satisfecho por los avances tecnológicos y preocupado porque la recaudación en multas va a descender", bromeaba Miguel Olavaria (PNV), presidente de la Comisión de Seguridad Vial, antes de dar la palabra a Rubalcaba. Éste recogió el guante con una sonrisa y dejó claro que "ojalá podamos incorporar los nuevos dispositivos a nuestros coches". El ministro del Interior volvió a poner cifras de siniestralidad sobre el tapete: en 1965 murieron en las carreteras las mismas personas que en 2008, si bien recordó que entonces circulaban 15 veces menos vehículos que el año pasado. En España están matriculados cerca de 31 millones de automóviles.

Avances tecnológicos

Los 168 participantes en la jornada (diputados, fiscal de seguridad vial, fuerzas y cuerpos de seguridad, miembros de la industria fabricante y asociaciones de víctimas) pudieron ver de primera mano las mejoras tecnológicas. El alcolock apenas está implantado en España pero se está debatiendo su obligatoriedad para conductores reincidentes con el alcohol. Los dispositivos más avanzados tienen una especie de caja negra donde se registran los resultados de las pruebas, los intentos fallidos de arrancar, las fechas y horas de cada encendido y el nivel de alcohol registrado. Todo queda almacenado. Se estima que la colocación de bloqueadores en vehículos de conductores sancionados por embriaguez, evitaría 115 muertes anuales. En España el alcohol es la causa de un tercio de los accidentes de tráfico. Unas 35.000 personas han sido condenadas por conducir por encima de la tasa permitida desde la reforma del código penal en 2007. Otros países europeos como Suecia, Bégica, Finlandia y Holanda ya lo utilizan, y en Francia se ha instalado en autobuses dedicados al transporte escolar. Los sistemas para mejorar la concentración al volante están todavía en fase de prueba. Un pitido agudo saltará cuando el sistema detecte que el conductor se queda dormido o parpadea en exceso. Este dispositivo forma parte de un proyecto de investigación de Seat pero no se comercializa.

Los avances en materia tecnológica permiten también que en caso de que el coche cambie de carril de forma involuntaria, el asiento del conductor vibre. Este sistema ya está disponible en algunos vehículos de Citröen al igual que el capó activo, que consiste en que la cubierta del motor se levante 6,5 centímetros cuando choca con un peatón con el objetivo de no pasar por encima de la víctima y minimizar el golpe. "No hay que ver los nuevos dispositivos como un gasto que encarece el precio del coche, sino como una inversión en la vida", ha asegurado Tomás Santa Cecilia, director de Seguridad Vial del RACE.

Rubalcaba, dentro de un coche, durante la inauguración hoy de la I Jornada Parlamentaria sobre Seguridad Vial.
Rubalcaba, dentro de un coche, durante la inauguración hoy de la I Jornada Parlamentaria sobre Seguridad Vial.EFE
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS