Garzón desmiente que ocultara información al CGPJ sobre sus ingresos en EE UU

Fuentes cercanas al magistrado aseguran que si hubiera tenido intención de no informar de sus retribuciones no habría declarado al fisco de EE UU

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha desmentido rotundamente que actuara con mala fe o con ánimo de ocultar información al Consejo General del Poder Judicial al no comunicar las retribuciones que percibió durante su estancia en la Universidad de Nueva York como profesor investigador hace más de dos años. La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo rechazó ayer una querella presentada contra él por prevaricación, pero ordenó enviar copia al Consejo por si su actuación pudiera considerarse una falta disciplinaria.

En el momento en que solicitó la licencia por estudios, las retribuciones de la Universidad de Nueva York no estaban fijadas y en ningún momento el CGPJ le preguntó si iba a cobrar de esta institución, de acuerdo con la explicación de las mismas fuentes, que han añadido que si hubiera tenido intención de ocultar esos ingresos no los habría declarado al fisco de EE UU, como hizo hasta el último dólar. El juez consolidó en la declaración de la renta en España la misma de EE UU.

Más información
El Supremo sugiere que Garzón no informó de sus ingresos en EE UU
El Poder Judicial abre una investigación a Garzón por sus ingresos en EE UU

Las cantidades recibidas de la Universidad aparecen recogidas en bruto y la nómina realmente quedó en unos 4.500 euros mensuales, una cantidad muy inferior a la que cobran los profesores universitarios estadounidenses. Las mismas fuentes indican además que cuando Garzón solicitó la prórroga del permiso tampoco el CGPJ le solicitó información adicional alguna. El magistrado trabajó como profesor investigador y que no dio clases toda la semana, sino que impartía clases magistrales en el marco de un curso de postgrado, a la vez que desarrollaba un proyecto de investigación entre marzo de 2005 y junio de 2006.

Constancia en el CGPJ

El Tribunal Supremo comunico ayer que no consta que el CGPJ tuviera conocimiento de que la actividad de docencia e investigación "fuese a ser retribuida en concepto de sueldo mediante nómina". Sin embargo, el alto tribunal archivó la querella presentada por el abogado Antonio Panea contra el juez, al que acusaba de cohecho y prevaricación por haber recibido 1,3 millones de euros del Banco Santander Central Hispano por la presentación de un ciclo de conferencias y archivó una causa judicial contra la entidad.

De acuerdo con el auto del Supremo, el Centro Rey Juan Carlos pagó los gastos de viaje al juez -16.732 euros- y la escolarización de su hija en la Escuela Internacional de Naciones Unidas -17.126 euros-. Además, el Centro de Derecho y Seguridad abonó a Garzón otros 126.835 euros en concepto "de sueldo" por la organización de eventos y publicaciones e impartir clases. Durante ese periodo, Garzón habría seguido percibiendo su sueldo como juez de la Audiencia Nacional.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS