Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los cupos de arrestos a 'sin papeles'

Interior admite que hubo cupos de inmigrantes en "cuatro o cinco comisarías"

El secretario de Estado de Seguridad lo achaca a un "error operativo"

El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, ha admitido esta mañana en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados que hubo cupos para detener a un número determinado de inmigrantes en situación irregular, pero ha sostenido que se trató de "una actuación limitada a muy pocas comisarías", en concreto funcionaron "en no más de cuatro o cinco comisarías" de policía en Madrid. Camacho ha achacado este hecho a "un error operativo" que fue solucionado "inmediatamente". También ha subrayado que estos cupos no fueron puestos en marcha a raíz de una "instrucción política".

Así ha respondido Camacho, que ha comparecido en la comisión para dar cuenta de los incidentes registrados en la frontera de Melilla en los últimos meses, al ser preguntado por el diputado del PP Ignacio Cosido sobre la identidad de la persona que dio las instrucciones para fijar cupos de detención de inmigrantes, cuestión que ha eludido contestar, tras subrayar que no hubo "ninguna instrucción política" para ello.

Una instrucción interna de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, conocida el pasado 15 de febrero, ordenaba el establecimiento de cupos en la Comisaría de Villa de Vallecas, pero también indicaba que los policías deberían dar prioridad a los marroquíes para solicitar su ingreso en el CIE porque estos nacionales son más baratos de repatriar, al hacerse por carretera. "Objetivo: 35 extranjeros. Si no los hay, se va a buscarlos fuera del distrito", señalaba la circular.

"Se están equivocando"

Para el número dos de Interior, los populares están "intentando elevar a la categoría de norma" lo que constituye, en su opinión, una actuación "limitada a muy pocas comisarías en el territorio nacional". "Están intentando sacar conclusiones en el ámbito de la política de inmigración de este Gobierno y creo que nuevamente se están equivocando", ha afirmado Camacho, para reconocer que pudo haber "un error operativo".

Camacho ha recordado a Cosido que en el ámbito de la delincuencia "suelen establecerse unos criterios de intensidad de la actuación policial en relación a los problemas que afectan a cada uno de los barrios" y ha afirmado que "en este caso, probablemente por error, se fuera más allá en el ámbito de la inmigración". En cualquier caso, el secretario de Estado ha reiterado que "en el momento en el que se tuvo conocimiento de que se habían establecido estos cupos se dio una instrucción automática de que desaparecieran". "Compartimos que el establecimiento de los cupos no fue adecuado, pero se ha dado una solución", ha hecho hincapié Camacho.

"Y no es cierto que afectara a determinadas nacionalidades por encima de otras", ha añadido el secretario de Estado, quien ha considerado que "esto ya no da para más en cuanto al mantenimiento de una polémica que no existe". Para Cosido, la orden de fijar cupos de detenciones de inmigrantes es "inadmisible, ilegal, que atenta contra el Estado de derecho y xenófoba", y por eso ha preguntado insistentemente a Camacho por "el responsable de esa orden" para exigirle responsabilidades.