Madrid envía cartas a los colegios objetores para que impartan Educación para la Ciudadanía

Educación pide que los casi 2.000 alumnos objetores vuelvan a las clase en cumplimento de la sentencia del Tribunal Supremo

La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha enviado cartas a los directores de los 217 colegios e institutos madrileños con alumnos objetores de Educación para la Ciudadanía (EpC) para pedirles que acaten la sentencia del Tribunal Supremo, hecha pública el 17 de febrero, y en la que la Sala de lo Contencioso denegaba el derecho a la objeción de conciencia a los padres.

La carta señala que, una vez estudiada la sentencia, la consejería entiende que el Supremo "ha fijado doctrina sobre la asignatura" y pide a los centros que "adopten las medidas necesarias" para que los 1.233 alumnos objetores de 2º y los 755 que cursan 4º de ESO vuelvan a clase.

Más información

En la carta, que tiene fecha de 27 de febrero aunque la consejería la ha hecho pública hoy, precisa que los directores deben hacerlo "conforme a la sentencia del Tribunal Supremo y al Decreto 23/2007 de 10 de mayo de la Comunidad de Madrid, y de acuerdo con el proyecto educativo de su centro". La Consejería de Educación recuerda en su nota que "el Pleno de la Sala Tercera del Tribunal Supremo ha fallado sobre cuatro recursos procedentes de los tribunales superiores de Justicia de Asturias y de Andalucía en relación con la asignatura Educación para la ciudadanía y los derechos humanos". "Aunque las sentencias afectan de manera directa únicamente a los alumnos cuyos recursos se han resuelto -explica-, una vez estudiado el texto íntegro, la Consejería de Educación entiende que el Tribunal Supremo ha fijado doctrina sobre la asignatura y sus efectos".

Del amparo al cumplimiento de la ley

Resume la situación al afirmar que "el alto tribunal no admite la objeción de conciencia en materia educativa y recuerda que todos los alumnos deben cursar la asignatura", aunque añade que exige que su enseñanza "no se desvíe de los fines de la educación intentando inculcar o imponer, ni siquiera de manera indirecta, puntos de vista que puedan entrar en colisión con el artículo 27 de la Constitución Española".

El pasado 19 de febrero, la consejera madrileña de Educación de Madrid, Lucía Figar, ya adelantó que esta carta sería enviada a los centros de enseñanza donde existen objetores. Figar dijo entonces que en Madrid, a diferencia de otras comunidades, "no ha habido ningún alumno declarado exento o que no haya sido evaluado" en la asignatura, ya que los objetores han realizado trabajos sobre cuestiones "no problemáticas" del temario, como la Constitución o los Derechos Humanos. La consejera manifestó que la Comunidad de Madrid acata y cumplirá la sentencia del Supremo y que deja en manos de los centros educativos la capacidad de decidir cómo aplicar la asignatura a los que han sido objetores hasta ahora.

La asignatura de Educación para la Ciudadanía se imparte este curso por primera vez en Madrid para los 62.000 alumnos de 2º y los 53.000 de 4º de ESO. Las objeciones representan menos del 1% del total. El pasado mes de septiembre, la Consejería de Educación remitió a los centros escolares en los que se presentaron objetores

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50