Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres años de prisión por falsedad para dos jefes de la Guardia Civil

Manipularon un supuesto gasto en albañiles y desviaron los fondos a comprar muebles de las dependencias oficiales

Los dos mandos principales de la Zona de la Guardia Civil de Baleares en 2005 han sido condenados por la Audiencia de Palma a tres años de prisión y dos de inhabilitación para cargo público, por un delito de falsificación en documento oficial. Se trata del ex coronel jefe de la Guardia Civil de Baleares Javier García Peña y del ex teniente coronel Luís Cuadri que manipularon un supuesto gasto en albañiles y desviaron los fondos a comprar muebles de las dependencias oficiales.

El delito se cometió al tramarse la emisión de una factura ficticia a cargo de un constructor para amparar la compra -no autorizada según el crédito presupuestario- de mobiliario para el pabellón vivienda oficial del jefe de zona García Peña. El auto señala que se atendieron "deseos particulares" y se buscó soslayar el veto formal al gasto de 12.505 euros para un fin no previsto.

MÁS INFORMACIÓN

El teniente coronel Cuadri -que aspiraba al puesto de primer jefe- le indicó a su superior la existencia de un constructor que colaboró, facturó unas obras irreales en la comandancia, percibió la partida y la retornó (10.780) una vez descontado el IVA. El coronel García Peña percibió en un sobre los billetes correspondientes, una cantidad que destinó a sufragar los muebles, un gasto que la dirección había indicado en una consulta previa que no era el estipulado.

"Idearon la posibilidad de crear un expediente de obra que justificara y posibilitara la salida del crédito", dice la sentencia que condena asimismo al capitán José López García Trujillo como inductor y al constructor Jaume Ferragut -ya fallecido- a seis meses de prisión.

La Asociación Unificada de la Guardia Civil ejerció la acusación particular y reclamó la condena del teniente coronel Cuadri a quien el fiscal eximía de responsabilidades delictivas. El tribunal considera que la participación de García Peña en la comisión del delito de falsedad fue "directa, activa y eficaz", y la de Cuadri fue una intervención "principal y protagonista".