Los escándalos que afectan al PP

Gallardón reconoce que se amañó un contrato para la red de Correa

El alcalde investiga quién cambió el informe técnico y presenta una denuncia en el juzgado de guardia

La Empresa Municipal de la Vivienda (EMV) del Ayuntamiento de Madrid, presidida entonces por el concejal de Vivienda, Sigfrido Herráez (PP), adjudicó en 2004 un contrato de 153.000 euros para el stand municipal en el Salón Inmobiliario de Madrid 2004 a Special Events, la empresa de Francisco Correa, considerado por Baltasar Garzón como el presunto cabecilla de la red de corrupción y tráfico de influencias vinculada al PP. Lejos de negarlo, como han hecho todos los líderes del PP a los que la trama ha tocado de algún modo, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha admitido esta mañana la noticia, que hoy publica EL PAÍS. Según Gallardón, se produjo la "manipulación injustificada" de un concurso público y el consistorio actuará "con toda la dureza del mundo" contra el responsable, sea quien sea.

Más información

Pero primero hay que identificarlo. Gallardón, el primer responsable del PP que admite la veracidad de las denuncias, ha asegurado que se está investigando para descubrir quién cambió el informe técnico que fue elevado al Consejo de Administración de la EMV para decidir la adjudicación. El problema radica en que a ese concurso se presentaron diez compañías y Special Events fue valorada como la quinta mejor oferta. Sin embargo, en un segundo expediente se convirtió por arte de magia en la segunda con más posibilidades y finalmente logró alzarse con el concurso, tras considerarse que la oferta de la primera clasificada era poco creíble por demasiado barata.

Los cuatro funcionarios que firmaron el documento original confirmaron ayer que no son los autores de la valoración aprobada. Fuentes de la Concejalía de Urbanismo no encuentran explicación técnica posible a las diferencias aparecidas en el mismo expediente. Consideran que es factible que el cuadro bueno fuera destruido y reemplazado por otro más favorable a Special Events. La sospecha es que se amañó el concurso y así lo ha ratificado hoy Gallardón. "Lo que se produjo ahí fue una manipulación del informe técnico", ha reconocido Gallardón durante la rueda de prensa tras la Junta de Gobierno, para precisar que ésa es la explicación aportada por el propio Herráez y por la EMV, que justificaron la adjudicación "de acuerdo con el informe técnico presentado ante el Consejo de Administración".

"Quién lo hizo y por qué razones"

Por eso, el alcalde, que llevaba un año en el puesto cuando se produjo la irregularidad, cree que todos los implicados en la decisión deben dar explicaciones , "incluida la oposición que también tiene representación en la EMV, de acuerdo con el informe técnico". "El problema es que el informe que se elevó al Consejo de Administración no se correspondía con el informe previo, había sido manipulado y queremos saber quién lo hizo y por qué razones", ha reiterado. Gallardón ha confirmado también lo que ya adelanta hoy este periódico: que el ayuntamiento ha presentado una denuncia al juzgado de guardia y ha abierto un expediente informativo a José Luis Gómez, funcionario y ex gerente de la empresa pública que firmó la propuesta que se llevó entonces al consejo de la EMV.

El alcalde ha sido interrogado sobre si confía en Francisco Camps y ha eludido responder con un o un no a esta escueta y directa pregunta, del mismo modo que Mariano Rajoy no quiso poner la mano en el fuego por Esperanza Aguirre el lunes por la noche en Antena 3. "La presunción de inocencia la tenemos todos y la reacción de Camps es la adecuada", ha dicho Gallardón en referencia a la declaración leída por el presidente valenciano horas antes, en la que ha anunciado que emprenderá acciones legales en defensa del PP y de su honor. A juicio de Gallardón, ésta es la respuesta "de quien se considera a sí mismo inocente". El alcalde de Madrid ha negado, en la línea defendida por Rajoy, que estemos ante un caso de financiación ilegal de un partido. Tampoco ha querido hablar de la montería de Mariano Fernández Bermejo y Baltasar Garzón, puesto que el PP ya ha expresado con toda claridad su postura en el Congreso.

Por otro lado, se ha mostrado encantado con la citación, tanto a él como a Manuel Cobo, para que declaren ante la comisión que investiga en la Asamblea de Madrid la otra trama que afecta al PP, la de espionaje político en la región. Gallardón lo ha considerado "muy oportuno", "lógico" y "absolutamente procedente" dado que Cobo es una de sus víctimas.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha negado rotundamente que "se haya producido una estructura organizada de financiación" dentro del PP. "Mariano Rajoy dice que no es así y yo lo aseguro con él", ha apostillado.AGENCIA ATLAS

Un miembro del clan Becerril

Herráez, arquitecto de formación, llegó al consistorio de la mano de José María Álvarez del Manzano en 1991. Primero, como concejal de Latina y, en 1995de Vivienda. Lo dejó en 2005 con el siguiente alcalde, Ruiz-Gallardón, cuando éste colocó por encima de él a la edil de Urbanismo, Pilar Martínez. Es miembro del clan Becerril, el grupo de jóvenes promesas del PP que, agrupados por Alejandro Agag y bendecido por el entonces presidente, José María Aznar, se reunía en la sierra de Madrid para hablar de política. A las reuniones acudieron en alguna ocasión los imputados por Garzón, Francisco Correa, Álvaro Pérez o Jacobo Gordon. Además, era asiduo el ex consejero de Aguirre Alberto López Viejo, recién dimitido por su presunta vinculación con la trama corrupta.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50