Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La red de corrupción vinculada al PP

El PP no expedientará "de momento" a los imputados por Garzón

"Correa no ha organizado ningún acto del PP de Madrid al menos desde noviembre de 2004", sostiene Güemes, que pide la dimisión de Bermejo y Garzón.- Aguirre pone a Bartolomé González a tutelar la crisis de Boadilla

El secretario de Comunicación de la formación, Juan José Güemes, ha anunciado esta mañana que el PP de Madrid no abrirá expediente, "de momento", a ninguno de los miembros del partido que están (correa en alemán) contra la corrupción y el tráfico de influencias lanzada por el juez Baltasar Garzón. La trama urbanística se ha cobrado cuatro cabezas en Madrid: el alcalde de Boadilla del Monte, Arturo González Panero; el gerente del Mercado Puerta de Toledo y ex alcalde de Majadahonda, Guillermo Ortega; y del consejero de Deportes, Alberto López Viejo. Los dos primeros están imputados, el ex consejero, en cambio, no.

Güemes, que ha sustituido a Esperanza Aguirre en la rueda de prensa tras la reunión del Comité de Dirección del PP de Madrid ya que ésta tenía cita en el Comité Ejecutivo Nacional del partido, ha defendido en todo momento la inocencia de Alberto López Viejo y ha agregado que si Aguirre le aceptó la renuncia fue para que "pueda defenderse mejor". El también consejero de Sanidad ha sostenido una y otra vez que es "rotundamente falso" y "mentira" que el supuesto cabecilla de la red, Francisco Correa, así como cualquiera de sus empresas o de las personas que están siendo investigadas por el juez de la Audiencia Nacional "haya participado en la programación o financiación de eventos o actos públicos del PP regional". "Correa no ha organizado ningún acto del PP de Madrid al menos desde noviembre de 2004, es decir, desde que Esperanza Aguirre es presidenta del partido en Madrid", ha indicado Güemes.

Ha negado también cualquier "irregularidad" en la contratación de "logística, luz y sonido" para la Comunidad de Madrid y ha dicho que contaba con la correspondiente "consignación presupuestaria, aprobada por la Asamblea de Madrid y con los informes preceptivos favorables". Ha desvinculado este "servicio normal" con los delitos que se les imputan a los administradores de las empresas a los que investiga el juez Garzón y que "nada tienen que ver con la labor de Gobierno de la Comunidad de Madrid". Por otro lado, el secretario de Comunicación del PP madrileño ha explicado que el Comité de Dirección delpartido ha decidido poner la bajo la tutela del alcalde de Alcalá de Henares y presidente de la Federación de Municipios de Madrid (FMM), Bartolomé González.

González Panero sigue al frente del PP local

El alcalde de Alcalá tiene como objetivo apoyar al PP de Boadilla para salvar la situación tras la dimisión de Arturo González Panero y de la número dos de la lista electoral del partido, María Jesús Díaz. González deberá buscar cuanto antes un nuevo alcalde. No obstante, Güemes ha precisado que "de momento" no se prevén cambios en el PP de la localidad, por lo que la presidencia del partido local seguirá en manos de González Panero. Güemes ha cargado contra Garzón y contra el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo. Ha llegado a decir que deberían dimitir después de conocerse que estuvieron juntos de cacería el pasado fin de semana en Andújar (Jaén). "La noticia de que Bermejo y Garzón han compartido mesa y mantel y cacería de venados en cualquier otra democracia occidental supondría que esta misma mañana tendrían que dimitir", ha subrayado Güemes .

A su juicio, es un "escándalo" que el ministro, al que ha acusado de ser el "miembro más sectario del Gobierno socialista", y el juez hayan compartido un fin de semana "matando venados" en pleno inicio de una investigación "llena de irregularidades al menos no muy clara" y con la que se trata, a su juicio, de "poner en entredicho la honorabilidad de dirigentes y militantes del PP". "Me temo que no sólo comparten la cacería de venados. Me parece que la aniquilación del adversario en democracia usando las instituciones del Estado es muy peligroso. Creo que están en un juego muy peligroso y no me refiero sólo al peligro de manipular armas de fuego", ha sentenciado. Güemes ha subrayado que ésta es "la manera de participar" o "irrumpir" en las elecciones que tiene Garzón y ha agregado que ya lo ha hecho antes -ha citado como el caso del lino en 2003, o los "pasos decisivos" que dio en las municipales de 2007 para que "la organización terrorista ANV estuviera en algunos Ayuntamientos del País Vasco, porque le convenía al presidente Rodríguez Zapatero"-.

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, también ha hablado del asunto y ha considerado "muy sorprendente" que "con la que está cayendo" Garzón y Bermejo "despachen juntos los fines de semana". En cambio, el Gobierno y el PSOE han coincidido hoy en recalcar que Garzón "no se deja influir" por coincidir con ministros o líderes de la oposición en actos privados. Así lo han dicho el vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, y el secretario de Libertades Públicas y Derechos Ciudadanos del PSOE, Álvaro Cuesta.

Gómez: "Aguirre debe tener quemaduras de primer grado"

El secretario general del PSM-PSOE, Tomás Gómez, cree que la presidenta regional, Esperanza Aguirre, "debe tener quemaduras de primer grado", después de haber dicho hace tres semanas que pondría "la mano en el fuego" por todos sus consejeros. Gómez se refería así, en rueda de prensa tras la reunión de la Ejecutiva de su partido, al relevo en su cargo del ya ex consejero de Deportes,

Alberto López Viejo, que ha sido relacionado con los empresarios investigados por Garzón.

Ese relevo, "dimisión" según Aguirre y "cese" según Gómez, es uno de los extremos que el PSOE quiere que explique la presidenta regional en una comparecencia en la Asamblea. El líder de los socialistas madrileños ha exigido la comparecencia "inmediata" de Aguirre en el parlamento regional -siguiendo, ha dicho, el ejemplo del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al hacerlo ayer ante el Congreso- porque quieren "preguntarle cosas que necesitan saber los ciudadanos".

Más información