Pierdes una semana de tu vida al año en atascos

El RACC analiza el tráfico en 13 carreteras madrileñas y concluye que los embotellamientos cuestan 839 millones de euros al año

El Real Automòbil Club de Catalunya (RACC) ha elaborado un estudio que evalúa los niveles de saturación de la llamada Corona de Afectación Metropolitana de Madrid, un radio de 30 kilómetros desde el centro de Madrid y que incluye Algete, Alcalá de Henares, Ciempozuelos Navalcarnero, Collado de Villalba y Colmenar Viejo. Son 13 carreteras, entre radiales, M-30 y varias autonómicas, 490 kilómetros de vías. Las conclusiones son demoledoras: sus usuarios sufren 14 minutos en atascos de media al día al entrar y salir de la capital, que aumentan a 35 si hacen sus desplazamientos en hora punta. El cómputo total es una semana de sus vidas al año tirados por el asfalto, que en euros se traduce en 839 millones perdidos por el tubo de escape.

El RACC considera que se solucionaría con par de años de trabajos y una inversión de 1.150 millones
Más información

El informe pone de manifiesto que en un día tipo circulan por la red cerca de 1.100.000 vehículos y casi la mitad de ellos (532.000) soporta embotellamientos. Traducido a usuarios, la congestión afecta a casi un millón de conductores (entre los que van en autobús y automóvil), que acceden diariamente a Madrid, lo que supone un 53% del total de usuarios. Todas estas personas juntas pierden al día 329.000 horas -81,2 millones de horas al año-, lo que supone un coste total de 3,4 millones de euros diarios, 839 millones al año. A cada usuario le supone un coste anual de 538 euros que podría ahorrarse si mejorara el tráfico. Es más, si este conductor entra y sale de trabajar en hora punta, la factura sube a 1.351 euros. En este cómputo, para mayor dolor de bolsillo, no se contempla la factura medioambiental.

El 69% del tiempo perdido en congestión se concentra en una franja crítica de seis horas (7.00 a 10.00 y de 17.00 a 20.00) y en especial entre las 8.00 y las 9.00 (18%). La media de tiempo perdido por cada usuario es de 14 minutos al día, lo que equivale a 57 horas al año (7 días de vacaciones). En hora punta (de 8.00 a 9.00) es de 35,1 minutos, lo que triplica la media diaria.

Lo peor: A-1, A-2, A-4, A-5, A-42 y M-40

Gracias a este estudio se ha podido establecer un mapa de la congestión diaria por carreteras y en franjas de media hora en media hora. El atasco se inicia por la mañana alrededor de las 7.00 y dura hasta las 10.30 con un punto negro hacia las 8.30. Por la tarde no es tan acusada porque se escalona entre las 17.30 y las 20.30. Destacan por muy atascada la carretera de Burgos (A-1) y la M-501-551, mientras que la M-30 lo hace por sus bajas velocidades de circulación, tanto en su lado oeste como en el este. El 72% de la congestión se concentra en cinco vías, A-1, A-2, A-4, A-5, A-42 y M-40, cuyo trazado coincide con los corredores más poblados (sur y este) o con una importante actividad terciaria (carretera de Burgos).

La buena noticia es que el RACC estima que la pesadilla tiene solución, aunque se necesitan un par de años de trabajos y una inversión de 1.150 millones de euros. El organismo propone una batería de medidas que se resumen en potenciar el transporte público, optimizar la gestión de la movilidad y mejorar las infraestructuras. En concreto, proponen la creación de más carriles de Bus-Vao -una promesa de Fomento que no acaba de llegar-, la implantación del metro-bus anunciada por la Comunidad de Madrid, más lanzanderas y otras medidas medidas que no dependen de las administraciones sino de la conciencia ciudadana: más ocupantes por vehículo y cambios en los horarios de las empresas de transporte para que las mercancías no viajen en hora punta.

Para hacer el análisis, el RACC ha realizado mediciones del tiempo de desplazamiento así como una encuesta a 3.200 conductores madrileños. También se ha contado con la información facilitada por los aforos automáticos instalados por la Dirección General de Tráfico y el Ayuntamiento de Madrid y de las webs de estos organismos.

Así están las vías de acceso y salida de la capital en plena hora punta. El rojo implica menos de 40 km/hora, el amarillo entre 40 y 80 y el verde, más de 80.
Así están las vías de acceso y salida de la capital en plena hora punta. El rojo implica menos de 40 km/hora, el amarillo entre 40 y 80 y el verde, más de 80.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción