Espionaje político en la Comunidad de Madrid

PSOE e IU registran la solicitud de comisión de investigación

Esperanza Aguirre: "Me siento una víctima. Políticamente van a por mí"

Los grupos parlamentarios del PSOE e IU en la Asamblea han registrado esta mañana una petición conjunta para crear una comisión de investigación en la cámara que "analice y evalúe las responsabilidades políticas derivadas del presunto espionaje político en la Comunidad de Madrid". La portavoz del grupo socialista, Maru Menéndez, y la de IU, Inés Sabanés, han escenificado juntas en el Registro de la Asamblea la entrega formal de su petición y ambas se han mostrado confiadas en que el PP la acepte, ya que "cumple de manera clara y taxativa todos los requisitos", han recalcado.

Más información

Según el Reglamento, la firma de las dos quintas partes de los diputados autonómicos que sustentan la propuesta bastaría para que fuese aceptada, pero antes la Mesa de la Cámara debe considerar que el objeto de la investigación es de "interés público". La Mesa de la Asamblea no calificará, es decir, no dará forma a la petición, hasta el próximo lunes. En su escrito, la oposición propone que la comisión esté formada por cuatro diputados del PP, tres del PSOE y uno de IU; que los trabajos finalicen antes del 30 de junio; y que los miembros del Consejo de Gobierno, altos cargos y funcionarios estén "obligados" a comparecer si son requeridos.

"No existe este caso"

La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, ha dicho esta mañana que "no descarta" la posibilidad de dar luz verde a la comisión pero antes "mirará" si la investigación parlamentaria y judicial "son compatibles". Su intención, ha repetido, es aclarar "las imputaciones falsas" de que, ha dicho, ha sido objeto el Gobierno regional y "singularmente el espionaje al vicepresidente de la Comunidad de Madrid". El portavoz del PP en la Asamblea, David Pérez, tampoco ha cerrado la puerta a la comisión al anunciar que su grupo "estudiará" el escrito de la oposición y se pronunciarán sobre si tiene sentido o no. Pero, a renglón seguido, ha opinado que la propuesta se ha presentado "con retraso, porque prácticamente está demostrado que este caso no tiene base".

"No existe este caso para nosotros desde el momento en el que el propio autor de la información (de EL PAÍS Francisco Mercado) ha rectificado ante el fiscal y ha dicho que su periódico nunca ha dicho que la Comunidad de Madrid haya espiado a nadie", ha argumentado. "A nuestro juicio", ha añadido, "ya no existe este caso" porque "ha perdido la base en que se apoyaban todas las acusaciones". Al margen de lo que ocurra con la comisión, Aguirre ha vuelto a presentarse como "una víctima" de la trama de espionaje, a pesar de que no está entre los políticos espiados. "Políticamente van a por mi", ha sentenciado Aguirre, poco antes de presidir en la Asamblea un homenaje a las víctimas del Holocausto nazi. Allí, ha reclamado insistentemente que la Justicia investigue la supuesta trama de espionaje pues ella es "la principal interesada" en que todo esto se aclare.

"Mi interés es la transparencia"

La presidenta ha recordado que el Juzgado de Instrucción decidió ayer abrir diligencias a raíz de una denuncia presentada por la Comunidad de Madridrespecto de la vigilancia sufrida por el vicepresidente de su Gobierno, Ignacio González. "Esto se aclarará y saldrán a la luz los responsables de este asunto y quienes hemos sido falsamente acusados de cosas que no hemos cometido en absoluto", ha subrayado Aguirre. "Mi interés es la transparencia y aclarar absolutamente todas las imputaciones falsas que se nos han hecho a los miembros del Gobierno de Madrid y los indicios de delito que se nos han puesto de manifiesto en estos días" ha reiterado Aguirre, que desea que "singularmente" se averigüe la responsabilidad del espionaje a González.

Aguirre se ha referido además a lo que publica hoy El Mundo respecto a la existencia de unos dossieres sobre González y Francisco Granados que el entonces tesorero del PP, Álvaro Lapuerta, mostró al presidente del partido, Mariano Rajoy, después de las elecciones generales de marzo de 2008. Lapuerta, según publicó el domingo EL PAÍS, alertó a Rajoy precisamente en mayo de 2008 de que él estaba siendo espiado y de que sus sospechas recaían en elementos parapoliciales de la Comunidad de Madrid.

"En el año 2006 me llamó Rajoy para decirme que el tesorero tenía unos dossieres" de González y Granados, ha dicho Aguirre, que en todo momento se ha referido "al año 2006" a pesar de que la infomación habla de 2008. "Inmediatamente pedí a los dos que hablaran con el tesorero y que aclararan cualquier asunto que pudiera poner en duda su honorabilidad", ha indicado la presidenta, para añadir que "se demostró que todo era falso y calumnioso". Incluso, y a pesar de haber reconocido que ella no estaba presente, ha comentado que él líder del PP "no le dio importancia" a este asunto.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50