Desactivada la alerta por lluvias en Bilbao

Se ha superado sin precipitaciones el momento más peligroso.- Ya no hay riesgo de que el río se desborde.- Vientos y lluvias en siete comunidades

El Ayuntamiento de Bilbao dio por desactivada pasadas las 18.15 de este martes la alerta por la posibilidad de que se desbordase la ría del Nervión a su paso por la ciudad. La pleamar de las 17.20 se salvó sin que las aguas se desbordaran de su cauce, aunque la ría bajaba cerca de su nivel máximo en algunos puntos. Esta situación ha traído a la memoria de los bilbaínos las inundaciones de 1983, sobre todo teniendo en cuenta que la gran obra anunciada en 2001 contra las inundaciones sigue siendo un simple anteproyecto.

La ausencia de lluvias desde última hora de la mañana ha contribuido a que se vaya normalizando la situación en todo la ciudad. El Ayuntamiento de Bilbao ya ha informado a los comerciantes del Casco Viejo que pueden reabrir sus establecimientos, tras el final de la alerta máxima. Los aparcamientos más céntricos -Plaza Nueva, Pío Baroja y Arenal- vuelven a estar operativos, mientras que todas las líneas de Bilbobus -menos una, la 77- han recobrado el servicio habitual. Colegios y polideportivos recobran este miércoles su actividad, menos el Polideportivo de Txurdínaga, que seguirá cerrado, y el de Zorroza, donde se abrirán, eso sí, la piscina y el gimnasio. El Mercado de la Ribera, que tuvo que cerrar sus puertas al inundarse, recobrará su actividad este miércoles.

Más información
Dos muertos en Lugo intoxicados supuestamente por el gas de una estufa
Bilbao sigue en riesgo 25 años después
Más de 11.600 familias siguen sin luz en A Coruña y Lugo

En la pleamar, la Ría se quedó en Bilbao a un metro de desbordarse en el céntrico muelle de Ripa y, a entre uno y dos metros, junto a los pies del Teatro Arriaga, a la entrada del Casco Viejo. No hubo que cortar los servicios de transporte (el Metro incluso funcionó con total normalidad a lo largo de toda la jornada), aunque la Policía Municipal estableció precauciones para que los peatones no transitasen por algunas zonas junto al cauce. La situación levantó una gran expectación ciudadana y cientos de ciudadanos se acercaron a los puentes y paseos cercanos a la Ría para ver la fuerza con que bajabana las aguas. Dos personas han resultado heridas leves en Bilbao en la jornada: una mujer por un corrimiento de tierras en la zona de Kobeta y un operario que ha sufrido una fractura leve en la pierna mientras colocaba defensas en la zona del Peñascal para evitar que el agua se desbordase.

Mesa de crisis

La situación a las cinco de la tarde en el conjunto de Euskadi era de "cierta tranquilidad", en palabras de la viceconsejera de Interior, María del Yermo Urquijo. Con todo, el Plan especial de Emergencias para Inundaciones seguirá activado durante las próximas horas aunque, según la viceconsejera, las previsiones meteorológicas indican que las precipitaciones se reducirán considerablemente. En el Zadorra continúan las tareas de "vigilancia estrecha", ya que este río recibe agua del pantano alavés de Ullibarri, que continúa desembalsando a razón de 30 metros cúbicos por segundo.

Al haberse reducido las precipitaciones, la Mesa de Crisis puesta en marcha por Interior, rebajó en su reunión de las cinco de la tarde la alerta en todos los ríos menos en el Zadorra, que se ha desbordado en algunas zonas de Vitoria. Para las próximas horas no se espera ninguna precipitación en Álava, cinco litros por metro cuadrado en Vizcaya y 10 en Guipúzcoa, hacia donde se desplaza el frente lluvioso. Las informaciones registradas en las estaciones de aforo de la red hidrometeorológica de Vizcaya (un total de 24) muestran también un descenso del caudal de la cabecera de los ríos de esta provincia. Han disminuido las zonas de alarma y desbordamiento. Sólo el aforo de Zubiaur del cauce del Nervión a la altura de Orozko y el aforo de Abusu se encuentran desbordados. Los ríos de Asua y Butrón sí registran aún situación de alarma.

Desalojos

Por la mañana, ante esta situación, de "máxima alerta", el Ayuntamiento ordenó el desalojo del Mercado de La Ribera, el Teatro Arriaga, la Biblioteca de Bidebarrieta y todos los comercios y establecimientos en bajera del Casco Viejo. Aunque Vizcaya es la provincia vasca que más está sufriendo las fuerte precipitaciones que caen en la región, el Gobierno municipal de San Sebastián ha pedido también a los vecinos que retiren los vehículos estacionados cerca del río Urumea en la zona del barrio de Martutene, así como vaciar los garajes, ante "el riesgo de inundaciones".

La retirada de vehículos se extendió durante toda la mañana a las zonas de la Ribera, Zamakola, Casco Viejo y Elorrieta. Las fuertes lluvias han obligado también al desalojo de colegios en Getxo (Vizcaya) por el desbordamiento del río Gobelas, informa Alberto Uriona. Algunos de los menores han sido realojados en casas de particulares cercanas a las escuela. "Desde las seis de la mañana, con miedo en el cuerpo", ha dicho una vecina de Getxo. Poco antes de las 13.00, la lluvia ha remitido y los vecinos se afanan por achicar el agua que ha caído. En Galdakao, la Policía Municipal tuvo que desalojar a los usuarios de la residencia de la Tercera Edad de San Andrés ante la crecida del río Ibaizabal en el barrio de Zuazo, que se desbordó medio metro en ese punto.

Las clases en 34 colegios de la comunidad autónoma, la mayoría en Vizcaya, fueron suspendidas por la tarde como medida de precaución ante posibles inundaciones. El Departamento de Educación ha recomendado a los directores de los colegios que sigan las directrices de Protección Civil y suspendan las clases en caso de riesgo. En otros, sus propios responsables decidieron adelantar la hora de salida de los alumnos. Hasta las 13.30, en Vizcaya 21 centros tuvieron que suspender su actividad, y en algunos casos, proceder a su desalojo. Se han suspendido las clases en colegios de Getxo, Barakaldo, Muskiz, Trápaga, Galdakao y Bilbao. En Alava, son 12 los centros desalojados, casi todos en la zona sur de Vitoria. En Guipúzcoa, el Ayuntamiento de Irún ha recomendado el desalojo del centro Txingudi y otros 25 están en situación de prealerta. Además, 21 escuelas infantiles (una en Álava, tres en Guipuzcoa y 17 en Vizcaya) se han visto obligadas a cerrar.

La Ikastola Txingudi de Irun (Guipúzcoa) fue desalojada como medida preventiva ante las lluvias anunciadas que podrían provocar con la pleamar el desbordamiento de la regata de Jaizubia, que transcurre junto al centro educativo. El Ayuntamiento de Irun informó, en nota de prensa, de que los alumnos de secundaria han vuelto a sus casas en autobuses mientras que los de primaria han sido trasladados al polideportivo Artaleku donde los padres han podido recogerlos desde primera hora de la tarde.

Soplarán vientos fuertes del noroeste sobre las costas gallegas y del cantábrico, y las olas podrán alcanzar los 8 metros de altura. Este viento marítimo y húmedo aportará abundante nubosidad a la mitad norte peninsular. En el centro del país se esperan cielos cubiertos. Las precipitaciones afectarán a medida que avance la jornada, a todo el nordeste de la Península y a lo largo de los Sistemas Ibérico y Central.Vídeo: VNEWS
El Gobierno vasco decreta el estado de emergencia por la crecida de los ríos mientras se mantiene la alerta en siete comunidades.Vídeo: CNN+
Vídeo: UNAI LARREA

Inundaciones en Miranda de Ebro

La crecida del río Zadorra y la rotura de una válvula de la red de saneamiento han causado la inundación de varias viviendas en la localidad burgalesa de Miranda de Ebro, informan fuentes municipales.

Esta situación ha provocado que en torno a las 18.00 horas el agua anegara las parcelas más próximas a la depuradora "con unos 30 centímetros de altura, aproximadamente", ha apuntado el concejal de Seguridad Ciudadana.

A las 21.00 horas el caudal del río era de 335 metros cúbicos por segundo y su altura de 3,17 metros.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS