Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba reconoce que las previsiones se quedaron cortas pero "estaba todo el mundo avisado"

La borrasca se aleja de la Península pero un nuevo frente de lluvias entra por Galicia.- El temporal se cobra la vida de 12 personas entre el viernes y el sábado

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado este domingo que las previsiones meteorológicas sobre el temporal de aire que ha azotado la Península en las últimas horas "se han quedado cortas", pero ha subrayado que "todo el mundo" estaba avisado y los servicios de alerta preparados. "Es verdad que ha sido un temporal impresionante y una vez más nos encontramos con algo fácil de entender, y es que las previsiones meteorológicas se han quedado cortas", ha declarado Rubalcaba, quien ha afirmado que, no obstante, "estaba todo el mundo avisado y estaban los servicios de alerta".

La cara más trágica que ha dejado el paso del temporal, que ya ha empezado a alejarse de la Península hacia Francia y Alemania, han sido las doce personas fallecidas por derrumbes y accidentes causados por las fuertes rachas de viento. El suceso más grave fue la muerte de cuatro niños la localidad de Sant Boi de Llobregat cuando el viento arrasó un pabellón en el que jugaban al béisbol. Los menores, de entre 9 y 12 años, se habían resguardado en el interior del recinto, junto a otros compañeros y varios monitores, de las fuertes rachas de viento que azotaban el campo exterior de entrenamiento.

¿Estás sufriendo los efectos del temporal de viento? Envíanos tus fotos

A las 11.15 horas, el vendaval, que en Sant Boi ha provocado vientos con velocidades superiores a los 100 kilómetros por hora, se llevó por delante el techo, que al caer hizo que dos de las cuatro paredes de la instalación cedieran y sepultaran a trece personas que había dentro de la sala.

También en Cataluña, entre el viernes y sábado murieron dos personas más. Una mujer de 52 años falleció en Barcelona el viernes aplastada por un muro que no logró resistir los embates del vendaval y el sábado perdieron la vida dos hombres tras caerles sendos árboles derribados por el viento, uno en la localidad La Palma de Cervelló y otro en Abrera, ambas en Barcelona.

En Galicia, donde "la realidad superó cualquier previsión" en palabras subdelegado del Gobierno en Lugo, Jesús Otero, el viento provocó importantes daños materiales, graves cortes de electridad y la muerte de tres personas. La primera de las víctimas, un sargento de la Guardia Civil que ayudaba a regular el tráfico en Burela (Lugo), perdió la vida tras caerle encima un eucalipto. Otro hombre, un octogenario vecino de Vilalba, murió tras incendiarse su casa y en A Coruña falleció el sábado por la mañana uno de los seis tripulantes que habían sido evacuados del buque Braga a causa del fuerte temporal en el mar. Las dos últimas víctimas fallecieron el sábado por la tarde.

En la Comunidad Valenciana murió un hombre de 51 años en el municipio alicantino de Aigües de Busot aplastado por un muro derribado por el viento. A última hora del sábado, una mujer de unos 73 años falleció al ser golpeada por una puerta a causa del fuerte viento en Hontoria de Valdearados (Burgos).

Numerosos daños materiales

Varias provincias, sobre todo del norte peninsular, han sufrido graves daños materiales con árboles caídos y desperfectos en viviendas y estructuras. En Cataluña hay 40.000 personas sin luz y en Galicia, cerca de 100.000 familias carecen de suministro eléctrico y otro número importante de personas que carecen de telefonía fija y móvil como consecuencia del temporal.

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, ha anunciado que mañana lunes habrá una reunión del Consorcio de Compensación de Seguros para la puesta en marcha de las medidas previstas por la legislción en materia de evaluación y de compensación de daños y advirtió de que su Gobierno aprobará en el Consello de la Xunta del jueves próximo un decreto urgente de ayudas extraordinarias.

Mañana se celebrará el funeral por los cuatros niños muertos en Sant Boi

El funeral conjunto por los cuatro niños víctimas mortales del accidente de ayer en el Estadio Municipal de Béisbol de Sant Boi de llobregat (Barcelona) se celebrará mañana, lunes, a las 11.00, en el polideportivo La Parellada. El velatorio tendrá lugar esta tarde en el Tanatorio de Santo Boi.

Con respecto a los heridos, nueve personas continúan ingresadas en varios hospitales, aunque todas están fuera de peligro. No se teme por la vida del niño ingresado a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Vall d'Hebron, que está estable dentro la gravedad. En el hospital de Sant Joan de Dèu, en planta, son atendidos seis de los niños, que no presentan novedades. El monitor ingresado en el centro hospitalario de Bellvitge continúa en la UCI, está consciente y estable. Por su parte, el monitor ingresado en el hospital del Mar, después de una intervención quirúrgica, está en la UCI y evoluciona favorablemente.

Más información