Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Magdalena Álvarez insiste en achacar al error de predicción el caos de la nevada

La ministra de Fomento reconoce que "pudieron hacer más en la cadena de fallos" pero que desde AENA se tomaron las medidas oportunas. -Iberia podría ser sancionada por el conflicto con los pilotos

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, ha insistido en que "el error de predicción de los meteorólogos" fue el principal desencadenante del caos que vivió Madrid el pasado 9 de enero como consecuencia de la fuerte nevada, si bien reconoce que todos pudieron "hacer más en la cadena de fallos". En una entrevista en La Ventana, Álvarez ha asumido la responsabilidad de su Ministerio, que se limita a la "gestión de AENA" y de "la red de carreteras del Estado", desde donde, según la titular de fomento, se tomaron las medidas oportunas.

"Si en el aeropuerto se hubiera sabido antes la nevada, se hubieran tomado otras medidas", ha repetido Magdalena Álvarez, que ha exculpado a AENA del colapso que sufrió el aeropuerto de Madrid y ha defendido a la agencia frente a quienes la acusan de no haber proporcionado suficiente información a los usuarios. "Eran las compañías las que tenían que dar la información", ha dicho la ministra, que ha subrayado que AENA anunciaba periódicamente a los viajeros la apertura de las guarderías y la disponibilidad de los restaurantes.

No obstante, Álvarez ha señalado que hay una investigación abierta para determinar si el colapso de Barajas se debió a la "inoperancia de quien lo gestiona" o a la "climatología" y ha abierto la puerta a posibles ceses una vez que se ponga nombre a los responsables. Preguntada por si Barajas volvería a cerrar ante una nevada similar a la del 9 de enero, la ministra no lo ha dudado: "Si la visibilidad impidiera que los aviones despegaran o aterrizaran, se cerraría todas las horas necesarias".

El conflicto de Iberia

Magdalena Álvarez se ha referido también al conflicto interno que vive Iberia con la supuesta huelga de celo de los pilotos de la aerolínea y ha afirmado que la compañía podría ser sancionada con una pena máxima de hasta "cuatro millones y medio de euros", según la actual ley vigente. "Pero para ello, hay que abrir un expediente y se requiere todo tipo de pruebas y alegaciones", ha recordado la ministra.

Además, ha negado la pasividad del Gobierno en la crisis de Iberia porque "no puede vulnerar la legislación vigente e intervenir en una compañía privada". Según la ministra, desde Fomento se vela "por el cumplimiento de las convenciones de todas las empresas privadas" y ha recordado que "antes de la nevada" su ministerio solicitó a Iberia información sobre las continuas cancelaciones que sufre la compañía.

La polémica de Nebrera

La ministra de Fomento ha aludido a los comentarios de la diputada del PP Montserrat Nebrera, que calificó el acento andaluz de Álvarez de "chiste", y ha dicho que le "dolió muchísimo" porque a través de ella se trata de "ofender a una tierra" de la que se siente "orgullosa" y se "menoscaba el valor de los andaluces".