Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esperanza Aguirre, los cubanos y el mensaje de fin de año

La presidenta de la Comunidad de Madrid recuerda a los que viven "sin libertad bajo la dictadura castrista" desde hace 50 años

En su mensaje de Fin de Año como presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre ha tenido un recuerdo especial para los ciudadanos de Cuba, "que viven sin libertad bajo la dictadura castristas desde hace 50 años". Aunque sin relación alguna con Madrid, este jueves se ha cumplido medio siglo de revolución cubana contra el dictador Fulgencio Batista. La jefa del Ejecutivo regional ha afirmado que todos los madrileños desean "que los cubanos recuperen la libertad que les es negada" al comienzo de su felicitación, en la que ha hecho referencia además a los enfermos y a sus familias, a los mayores, a las mujeres víctimas de la violencia machista y a los discapacitados.

Aguirre ha citado la celebración, este año que acaba de terminar, del Bicentenario del Dos de Mayo de 1808, "cuando los madrileños de entonces se enfrentaron al Ejército más poderoso del mundo en defensa de la libertad y de la soberanía nacional". Y ha dicho que, 200 años después, el Dos de Mayo se ha celebrado en el periodo de libertad, paz y bienestar más fructífero de la historia de España.

Libertad, paz y prosperidad

También ha hablado de la conmemoración de los 30 años de la Constitución de 1978, con la que los españoles "acordamos emprender juntos un camino de libertad y concordia" y ha subrayado que pertenecemos "a una gran nación, libre y plural, que hemos construido entre todos". Aguirre ha expresado sus deseos de paz, felicidad y prosperidad para todos y "muy especialmente para los que más lo necesitan". Ha deseado a los enfermos una pronta recuperación y ha incidido en que los mayores, "a quienes debemos nuestra actual prosperidad, necesitan de nuestro respaldo y de nuestro reconocimiento".

La presidenta de la Comunidad se ha solidarizado además "con todas las mujeres que sufren agresiones o humillaciones por parte de sus parejas", con "todas las personas que viven con alguna discapacidad" y con los que "han tenido el coraje de dejar sus países de origen para venir a trabajar con nosotros y buscar su prosperidad al contribuir a la nuestra".

Aguirre ha dado su apoyo a quienes no tienen empleo, ha deseado la mejor suerte a los empresarios que pasan por dificultades y ha mostrado su gratitud para "los que defienden nuestras libertades, velan por nuestra salud, hacen más cómoda la vida en nuestras ciudades o atienden a los más desfavorecidos". Al final de su discurso, ha invitado a los madrileños a mirar al futuro con valentía y con ilusión, con trabajo, espíritu de superación y, también, con alegría: "Que 2009 nos traiga libertad, paz y prosperidad para todos".