Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno tendrá un "papel" sobre la financiación la semana que viene

El presidente valenciano Camps saca de Zapatero el reconocimiento del nuevo millón de ciudadanos de la comunidad autónoma.- El Ejecutivo destaca que la reunión ha sido "satisfactoria y útil"

"De las palabras a los hechos". Sin ser "manida", como ha querido dejar claro el presidente valenciano, Francisco Camps, esa frase es la que en principio describirá la evolución de las negociaciones sobre financiación autonómica la semana próxima. Será entonces, según ha revelado Camps tras ser recibido por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, cuando el Ejecutivo socialista dé a conocer el primer "papel" sobre el nuevo modelo de financiación. Después de la reunión, el Gobierno, en un comunicado, ha señalado que la reunión ha sido "satisfactoria y útil" y que ha servido para "constatar la sintonía" ante el nuevo modelo de financiación autonómica.

Las coincidencias en los planteamientos de ambos dirigentes han permitido al Gobierno concluir que hay "una buena base de entendimiento para lograr un acuerdo". Por parte de Camps, se ha calificado la reunión de "muy cordial".

Tras casi tres horas de reunión en La Moncloa, el presidente de la Generalitat Valenciana ha expresado su satisfacción por haber podido trasladar "por fin" a Zapatero su propuesta de financiación. No obstante, Camps, lejos de la euforia que mostró el pasado lunes su compañera de partido, la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, ha querido esperar a ver el "papel" que elabore el Gobierno para mostrar su conformidad.

"Aceptaremos el modelo -ha insistido Camps- si es igual para todos los españoles vivan donde vivan". Ése es uno de los tres pilares que el jefe del Ejecutivo valenciano ha llevado hasta La Moncloa. En segundo lugar, y en línea con lo defendido desde la sede nacional del PP en la madrileña calle de Génova, Camps ha expresado como necesario que haya un "pacto de Estado" que incluya el acuerdo del PP y el PSOE porque la financiación, ha dicho, "trasciende la legislatura". Por último, Camps ha instado a que el Consejo de Política Fiscal y el ministro de Economía, Pedro Solbes, se reúnan cuanto antes con los consejeros regionales.

Entre Génova y las Comunidades

El malestar de este martes en Génova vino provocado por el aval que dio Aguirre al modelo esbozado por el Gobierno para la nueva financiación, que toma parte de la propuesta del presidente catalán, José Montilla. El martes, el portavoz de Economía del PP, Cristóbal Montoro, manifestó que la negociación tenía que ser guiada por el diálogo entre PP y PSOE y no sólo entre Comunidades Autónomas. El propio Camps pidió a Zapatero el domingo que hablase con Rajoy. Este miércoles, el jefe del Gobierno valenciano ha explicado que desde el fin de semana la situación ha cambiado porque varios presidente regionales han podido trasladar a Zapatero sus ideas. "El diálogo en pie de igualdad con todos las Comunidades Autónomas es fundamental", ha afirmado.

Camps sí ha revelado que Zapatero ha reconocido el millón de nuevos ciudadanos (cinco millones de habitantes en total) que viven en la Comunidad Valenciana, en relación a los cuatro millones con los que se calculó la financiación del modelo anterior, en 1999. Preguntado además por el compromiso alcanzado ayer entre el jefe del Ejecutivo y el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, en torno al coste de tener una "lengua propia", Camps ha manifestado que "se ha hablado" de ello y que "irá en el modelo" como coste diferencial también de su región, donde el valenciano es lengua cooficial.

Las reuniones seguirán a partir del 7 de enero

La ronda de reuniones entre Zapatero y presidentes regionales continuará después de las fiestas navideñas. A partir del 7 de enero se espera además conocer el documento elaborado por el Gobierno al que este miércoles se ha referido Camps y que satisfaga las necesidades económicas de las autonomías para un año que se prevé complicado y que alumbre una nueva relación entre el Estado y las comunidades.

"La obligación de hacer oposición es de la dirección"

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, ha recordado hoy a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que es a la dirección nacional del partido a la que corresponde "hacer oposición", mientras que la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, tiene "como obligación única o fundamental defender los intereses de Madrid". Estas declaraciones llegan 24 horas después de que la 'número dos' del PP sugiriese que Aguirre se había dejado engañar por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la reunión del lunes en La Moncloa sobre financiación autonómica. Hoy, el presidente valenciano, Francisco Camps, no ha querido entrar al trapo y ha eludido comentar las palabras de Cospedal.

Más información