Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Prueba de nivel

PSOE e IU critican que Figar haga una lista de centros escolares

CC OO lo considera un "abuso" y un "error" mientras la CECE considera "vital" conocer estos datos

Los grupos parlamentarios del PSOE e IU en la Asamblea han acusado hoy a la consejera de Educación, Lucía Figar, de utilizar la prueba de 6º de Primaria para ofrecer un ránking de centros educativos en función de los resultados que han obtenido en dicha prueba. La portavoz socialista de Educación, Fátima Peinado, ha sostenido que "no es necesario ofrecer un ránking de centros para medir el nivel del alumnado madrileño" y que hacerlo tiene unas "consecuecias nefastas para los centros con las peores notas".

Tras señalar que los centros que peores resultados han obtenido vuelven a concentrarse en la zona sur y sureste de Madrid, la diputada se ha preguntado si el ránking servirá para elaborar un "plan de choque" en estos centros. A su juicio, los resultados de la prueba deberían tenerse en cuenta a la hora de diseñar la política educativa y de enfocar las inversiones.

Por su parte, la portavoz de Educación de IU, Eulalia Vaquero, ha calificado el ránking de "injusto" y "falso", y ha aseverado que "lo que necesita la educación madrileña es una evaluación seria, no una prueba en la que no se sabe bien qué se está evaluando ni para qué". Según Vaquero, Figar no explica para qué se utilizan estos resultados y qué medidas se están adoptando para solucionar los déficit que reflejan. La Federación Regional de Enseñanza de Madrid de CC OO ha denunciado también "el abuso" que hace el Gobierno regional de la prueba y ha criticado que, un año más, repita "el error" de identificar por localidad, titularidad y denominación concreta los colegios que "sacan buenas notas y los que las sacan malas".

Por ello, el sindicato exige a la Consejería de Educación, "responsabilidad" y "una respuesta a las necesidades actuales y futuras de la enseñanza de calidad que la ciudadanía madrileña reclama".Además, reitera su llamamiento a Esperanza Aguirre en pro de "una enseñanza de calidad para enfrentarse a la actual crisis económica, y para avanzar hacia una sociedad más justa, cohesionada, democrática y solidaria".

En cambio, la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE) ha considerado que la decisión de hacer públicos los resultados aportará a las familias y a los centros una valiosa y "vital" información que no debe ser mantenida "en secreto". La CECE cree que sólo conociendo los resultados de los centros y pudiéndolos poner en comparación con otros se pueden establecer, por parte de los colegios, planes de actuación para afrontar con éxito aquellas áreas en las que presenten mayores dificultades.

También a favor se ha manifestado el presidente de la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (Concapa), Luis Carbonel, que ha asegurado que "permitirá un buen uso de la libertad de elección del centro". El presidente de Concapa ha defendido "la transparencia de estos resultados" porque "no se trata de hacer un ranking pero es necesario e importante que los padres conozcan el desarrollo escolar de cada centro".