La guerra sucia contra el terrorismo

Rajoy se aferra a que con el PSOE hay siete vuelos más a Guantánamo que con Aznar

Josep Piqué, abucheado en la Universidad Complutense a gritos de "asesino" por su responsabilidad en el traslado de los presos

"Lo desconocía absolutamente. No hablé con nadie de eso ni estuve en ninguna reunión". El líder del PP, Mariano Rajoy, ha negado este miércoles, en una entrevista en RNE, conocer el pacto alcanzado entre el Gobierno de José María Aznar, del que él fue vicepresidente desde 2002 hasta 2004, y el de George W. Bush en torno al tránsito por España de vuelos a Guantánamo. Rajoy, que ha reiterado la petición de su partido para que comparezcan los ministros de Exteriores y Defensa, ha defendido que durante "la época de Aznar se hicieron dos vuelos" y, con el Gobierno socialista, "nueve". Por su parte, Josep Piqué ha dicho que no tiene "ningún problema moral" por las decisiones que tomó siendo ministro tras ser abucheado por 200 estudiantes en la Complutense.

Más información
Documento sobre la connivencia del Gobierno del PP con Guantánamo (I)
El documento secreto que revela la complicidad española (ParteI)
El documento secreto que revela la complicidad española (Parte II)
Exteriores no encuentra el informe secreto del pacto de Aznar y Bush
Defensa obligó en 2007 a autorizar uno a uno los vuelos a Guantánamo

El argumento de que hay más vuelos con Zapatero que con Aznar no es la primera vez que se utiliza por un miembro del PP desde que EL PAÍS revelase el informe con el que EE UU solicitaba -aunque no era necesario- permiso a España para realizar "aterrizajes de emergencia" de vuelos con presos talibanes o de Al Qaeda con destino a Guantánamo. La primera vez lo dijo una dirigente poco sospechosa de coincidir con las tesis de su líder nacional: la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. "Vi la estadística -contestó la lideresa preguntada por la cuestión- en la que, de todos esos vuelos, dos fueron en el tiempo de Aznar y nueve en tiempos de Zapatero".

El origen de la revelación

Lejos de entrar a valorar el acuerdo explícito alcanzado entre Madrid y Washington sobre los vuelos hacia Guantánamo, Rajoy, como ya hicieran su portavoz en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, y su secretaria general, María Dolores de Cospedal, ha pedido la comparecencia ante las Cortes de los titulares de Defensa, Carme Chacón, y Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. "Lo mejor es la transparencia" ha manifestado el presidente popular que ha instado a los dos minitros a decir "de dónde han salido los documentos" en relación a su posible filtración, pilar de la defensa del PP en torno al informe publicado por EL PAÍS. "Ayer dijeron -ha mantenido Rajoy- que todos los vuelos eran legales y me gustaría que lo explicaran en el Parlamento".

Preguntado el presidente del PP si llamaría a Aznar para saber más detalles de los vuelos a Guantánamo, Rajoy ha respondido que "no". El hoy líder del principal partido de la oposición ocupaba la cartera de Interior en la fecha en la que se data el informe elevado al Ministerio de Exteriores con la solicitud de EE UU.

Piqué no tiene "ningún problema moral"

Mientras tanto, el ex ministro popular Josep Piqué [responsable de Exteriores en aquel momento] ha sido el objeto de una de las mayores protestas contra un politico en una universidades española precisamente por su responsabilidad en Guantánamo. Piqué ha sido abucheado e insultado este miércoles por unos 200 estudiantes a la entrada de un acto en la Facultad de Políticas de la Universidad Complutense de Madrid. Piqué ha acudido al campus de Somosaguas de esta universidad para pronunciar una conferencia sobre la crisis económica y, a la entrada del recinto universitario, los alumnos le han recibido con gritos de "asesino", "fuera, fuera", "criminal de guerra" y "fascista".

Además de este caluroso recibimiento, un grupo de unos 50 alumnos le han impedido dar su conferencia durante unos tres cuartos de hora, en los que han arreciado los gritos. Además, nueve chicos disfrazados de presos de Guantánamo, es decir, con monos naranjas y capuchas negras, han protagonizado una sentada en la sala, justo delante de Piqué. Llevaban una pancarta que decía Con Vueling [empresa aérea low cost de la que es consejero delegado], vuelos a Guantánamo. Tras el tremendo caos, Piqué ha podido dar su conferencia y ya en el coloquio ha empezado el interrogatorio del público, con preguntas insistentes sobre el caso.

En respuesta a los alumnos, ha dicho que no tiene "ningún problema moral" por las decisiones que tomó cuando era ministro. También ha reiterado la tesis de que "el grueso de los vuelos" se ha producido "con otro Gobierno" y se ha remitido a las explicaciones ofrecidas por el actual Ejecutivo, que sostiene que "en ningún momento se ha producido ninguna irregularidad". Ya a preguntas de los periodistas, ha recordado que ahora es una persona que forma parte de la empresa privada y que acudía a la universidad en el marco de un acto académico. Sobre el informe "muy secreto" de enero de 2002 desaparecido de los archivos del Ministerio de Exteriores, ha dicho: "No existe". Sin más explicaciones.

Vídeo: CUATRO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS