Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Última noche en el 'palacio Malaya'

Desalojado sin incidentes un edificio ocupado desde hace ocho meses en Madrid

La Policía Nacional ha desalojado hoy, en colaboración con la Policía Municipal de Madrid, a las personas que ocupaban desde hace ocho meses el edificio número 49 de la calle Atocha de la capital, sin que se hayan registrado incidentes. El inmueble había sido ocupado el 27 de marzo por un grupo de jóvenes que querían convertirlo en un centro social. Les han echado de lo que ellos llamaban Palacio Social Okupado Autogestionado Malaya a primera hora de la mañana por orden judicial, según han confirmado fuentes de la Jefatura Superior de Policía.

El desalojo ha sido pacífico, según fuentes policiales, y vecinos del barrio apuntan que, hacia las 7.00, han escuchado gritos de manifestantes. Los propios okupas explican en la página web www.rompamoselsilencio.net que el Palacio Social Okupado Autogestionado Malaya ha sido desalojado sobre las 5.30 por más de 50 antidisturbios que, hacia las 6.00, han penetrado en el edificio y han hecho salir a las 13 personas que había dentro en ese momento.

Protesta en Antón Martín

Destacan que en el exterior se han concentrado dos grupos que han apoyado a los okupas coreando consignas como "10, 100, 1.000 centros sociales", "Luchar, crear, poder popular", "Espe, Espe, Espe... Especulación" y "Roban en Marbella, defienden en Madrid". Ambos grupos, según la misma web. se encontraron finalmente en la calle Cañizares tras ser desplazados "bajo amenazas de cargas" por los antidisturbios.

Estos colectivos recuerdan que el edificio desalojado está intervenido por el Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella, que lleva el caso Malaya, "ante la sospecha basada en indicios racionales de que este edificio es parte del patrimonio" del ex asesor de Urbanismo de Marbella, Juan Antonio Roca, y que "sus actuales propietarios están actuando como testaferros". Aseguran que sus propietarios son María Pilar Román, hija del teniente de alcalde del GIL en Marbella, Pedro Román, y Javier Pérez Villena, ambos implicados en la trama de corrupción.

A estas horas, el edificio permanece custodiado por dos agentes y tres furgones policiales y de su fachada han desaparecido ya los carteles que los okupas habían colgado durante su estancia. Los 13 desalojados que han sido citados a declarar este mediodía en la comisaría de Leganitos. La asamblea del palacio okupado ha convocado una concentración a las 18.30 de hoy en la Plaza de Antón Martín bajo el lema No podrán desalojar nuestras ideas. Malaya vive, la lucha sigue.