Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los rectores de Madrid se manifestarán por primera vez en defensa de la universidad

Será el 10 de diciembre frente a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid para exigir el pago de la deuda de 223 millones de euros

Los rectores de las seis universidades públicas de Madrid dijeron ayer basta y reclamaron por carta al Gobierno regional que les pague los 223 millones de euros que les deben. También denunciaron la bajada de las partidas destinadas a las universidades en los presupuestos del año que viene, que ponen el peligro su viabilidad. En un paso más en su lucha en busca de fondos, esta mañana se han reunido con los sindicatos y han decidido sumarse, por primera vez, a las movilizaciones en defensa de la enseñanza pública. Junto con los sindicatos, los rectores se manifestarán el próximo 10 de diciembre a las seis de la tarde frente a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, en la calle Alcalá. Por su parte, UGT, CCOO y CSI-CSIF han escenificado con este acto su apoyo a los rectores de las universdades públicas madrileñas y han pedido al Gobierno de Esperanza Aguirre que "resitúe los principios que tengan y los coloquen de manera que se dé prioridad a lo importante".

En un acto convocado por las federaciones de Educación de los sindicatos al que han asistido todos los rectores salvo Javier Uceda, de la Politécnica, -estaban Virgilio Zapatero, de Alcalá de Henares; Ángel Gabilondo, de la Autónoma; Carlos Berzosa, de la Complutense, Daniel Peña, de la Carlos III y Pedro González-Trevijano y más de un centenar de miembros de la universidad, González-Trevijano, presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades de la Comunidad de Madrid (Cruma), ha manifestado su desacuerdo con la política de la Comunidad de Madrid y ha exigido la elaboración de un calendario para que el Gobierno regional cumpla "con sus compromisos y obligaciones legales".

"El impago de las deudas sin ofrecer solución alguna a las mismas y el drástico recorte para el próximo año constituyen dificutades insalvables para aspirar a la excelencia de la universidad e incluso para la propia supervivencia del sistema público universiario", alertan los rectores. "Terminarán pagando los salarios de los trabajadores de la universidad, pero no basta eso -ha señalado Javier López, secretario general de CC OO de Madrid- para que haya universidad pública y para que acometa el papel que necesitamos durante la crisis, que ya no es sólo económica, sino de modelo de desarrollo humano".

Reunirse "ya sea con Aguirre o con cualquiera"

Para Berzosa, "ha sido un recorte muy brusco", y las dificultades son evidentes. "La solución -considera- pasa por que se nos reconozca la deuda y que se establezcan plazos de pagos sin renunciar a la deuda contraída y que, de alguna manera, todos colaboremos para poder afrontar los gastos imprescindibles". "No entendemos que no haya otras prioridades en la región que no sean las educativas o las de sanidad. Tampoco nos han dado explicaciones de por qué hemos de ser los paganos de los recortes", ha manifestado el rector de la Complutense, quien no obstante, añadió que son conscientes de la crisis y no quieren abusar. Igualmente, el representante de CSI-CSIF, Rafael Pérez, ha abundado en que "no podemos permitirnos la irresponsabilidad de marginar económicamente la universidad sin poner en riesgo el futuro mismo del país".

De ser así, ha dicho, "nos tendremos que conformar con regresar al tercermundismo, transformándonos en una sociedad de servicios, dependiente de la tecnología desarrollada por otros y deudores en el balance comercial de intercambio. Debemos sembrar la excelencia universitaria o volver a perder el tren de la historia". La financiación de las universidades se basa fundamentalmente en los recursos públicos que la Comunidad de Madrid asigna en los contratos-programa firmados por las universidades y el Gobierno regional para el periodo 2006-2010. En esta dirección, los rectores denuncian que el Ejecutivo autonómico no ha cumplido su compromiso y los recortes pueden poner en peligro el funcionamiento de la universidad.

Por centros, la Complutense es la que más cantidad de dinero tiene que recibir por parte del Gobierno regional, entre partidas nominativas, pluses y extras que no llegan desde 2004; en concreto, 67 millones de euros. En relación a los recortes de septiembre y octubre, el rector de esta universidad, Carlos Berzosa, ha asegurado que ninguno de los centros ha recibido la partida de septiembre que en su día se recortó, a pesar de que la presidenta Aguirre ha reiterado que ese dinero ya lo tienen. Además, pese a lo que dice la consejera de Educación, Lucía Figar, que asegura que todos los pasos que están dando se hacen de acuerdo con lo pactado con los rectores, Berzosa ha indicado que "de ningún modo es así" y que, aunque conocen sus intenciones, porque se han reunido con los responsables de este departamento, no quiere decir que estén de acuerdo con su manera de actuar. Asimismo, ha solicitado reunirse "ya sea con Aguirre o con cualquiera" que les solucione esta situación.

Beteta dice que Madrid no debe 223 millones "ni de lejos"

El consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad, Antonio Beteta, ha dicho que el Gobierno regional "estará encantado" de analizar con los rectores universitarios "las cantidades que están pendientes de pago" que "ni de lejos llegan" a los 223 que reclaman.

Beteta ha hecho estas declaraciones en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, donde ha comparecido junto con el vicepresiente regional, Ignacio González, quien ha garantizado que van "a cumplir todos los gastos de las retribuciones del personal de las universidades".

Más información