Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero propone a Rajoy reformas estructurales y la convocatoria del Pacto de Toledo

Rajoy apoya al Gobierno porque estamos en una "situación excepcional" pero incide una y otra vez en la necesidad de "control y transparencia".- La reunión ha sido precedida de una tensa sesión de control en el Senado

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha propuesto en su reunión de este martes con Mariano Rajoy dos grandes planos de acción contra la crisis. Por un lado, la creación de una mesa para trabajar en las reformas estructurales (servicios, transporte, etc) que ha sido aceptada por Rajoy. Por otro, la Convocatoria del Pacto de Toledo, "en un plazo de 15 días para que empiece a trabajar con urgencia, con empresarios y sindicatos. Si hay una tarea de interés general es el sistema de seguridad social", ha asegurado Zapatero.

El presidente del Gobierno ha explicado en rueda de prensa que se ha comprometido a informar al líder de la oposición de los detalles sobre los límites, el precio y el modelo de compra de activos a las entidades financieras. "Ha habido una receptividad", ha dicho Zapatero sobre la reacción de Rajoy a sus propuestas.

Respecto a las garantías exigidas por el PP para distribuir el plan de ayuda de 50.000 millones aprobado por el Gobierno, Zapatero ha avanzado que procurarán que "sea el Banco de España la institución fundamental para acceder al fondo de garantías". "El ICO está para lo que está y tiene las dimensiones que tiene", ha añadido respecto a la propuesta de los populares de que fuese esta institución pública de crédito la que controlase la aplicación del plan.

Sobre la renovación del Tribunal Constitucional, el tema ajeno a la crisis que se había colado en la agenda del encuentro, Zapatero ha reconocido que "no ha sido el tema fundamental" pero que sí han hablado de ello un poco, tiempo que se ha quedado en "treinta segundos", según Rajoy. "Nos hemos dado unos días para tratarlo", ha añadido Zapatero.

"Control, control y control"

Por su parte, Rajoy ha ofrecido una rueda de prensa poco después en la sede de su partido en la madrileña calle de Génova donde ha mostrado su apoyo a las medidas del Gobiero porque "estamos en una situación excepcional". Sin embargo, el líder del PP ha exigido control y que las ayudas no se queden sólo en el sector financiero. "Quiero que estos recursos lleguen a las PYMES y a las familias españolas, no se puede tratar exclusivemente de sanear el sistema financiero (...) Le he pedido al presidente transparencia y control para que no quede exclusivamente en manos del Gobierno", ha asegurado. Rajoy apoya la estrategia del Gobierno pero cree que "no es suficiente" porque "España tiene un problema de economía real", en referencia a las cifras de paro y a los "problemas de miles de españoles para llegar a fin de mes".

En el turno de preguntas, además de redundar en la necesidad de controlar la aplicación de los planes de ayuda, el líder del PP ha dicho que su partido votará a favor de las medidas en el Parlamento si se cumplen estas exigencias. No hará lo mismo con los Presupuestos, cuya retirada ha vuelto a pedir durante la reunión. "Será el tiempo el que juzgue la voluntad real del presidente", ha asegurado al final de su alocución, dejando la puerta abierta a futuros desencuentros.

Cruce de acusaciones en el Senado

Antes de la reunión, ha habido una tensa y abrupta sesión de control al Gobierno en el Senado en la que las tres preguntas al Ejecutivo sobre la crisis económica se han convertido en un duro enfrentamiento verbal entre el portavoz del PP en el Senado, Pío García Escudero, y el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

La tensión en el Senado ha aumentado a partir de la pregunta de García Escudero, momento en el que ambas bancadas se han enzarzado en una guerra de cifras sobre el pasado y la situación económica del país durante los gobiernos de Felipe González y José María Aznar. "Es patente que los españoles vivamos peor que hace cinco años", ha asegurado Escudero durante su intervención, descriptiva y plagada de datos sobre las dificultades de la economía española pero sin referencias a las medidas adoptadas por el Gobierno. "Hace siete meses, en campaña electoral, usted prometía el pleno empleo y que la economía estaría en la Champions League".

Durante la réplica, Zapatero le ha respondido alzando la voz: "¿Ustedes pronosticaron que los grandes bancos de EE UU iban a quebrar? ¿Ustedes pronosticaron que los principales bancos de EE UU e Inglaterra iban a ser nacionalizados? ¿Ustedes pronosticaron que viviríamos el momento más grave de la historia financiera? ¿Hasta qué punto pueden hacer un juego tan hipócrita?" ha concluido el presidente del Gobierno al tiempo que levantaba la voz con cada pregunta para terminar prácticamente a gritos. Cada cuestión era correspondida desde los bancos del PP con gritos, también, contestando afirmativamente a todas las cuestiones de Zapatero.

Zapatero explicará mañana a los portavoces su plan

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, explicará mañana, uno a uno, a todos los portavoces parlamentarios, las medidas económicas que está tomando su gobierno para hacer frente a la crisis. Con esta decisión Zapatero trata de hacer partícipes a todos los partidos del arco parlamentario del conjunto de iniciativas que se derivan fundamentalmente de las propuestas aprobadas el pasado sábado en la reunión del presidentes y jefes de Estado del Eurogrupo. Con esta iniciativa el líder socialista pretende echar por tierra la acusación, casi en exclusiva del PP, de que actúa de manera unilateral, no da cuenta a nadie y, sin embargo, pide apoyo "incondicional". Aunque Zapatero se ha defendido invocando el comportamiento de los partidos de oposición europeos que han dado el apoyo a sus gobiernos sin exigirles explicaciones, ha querido explicarles de primera mano lo que va a hacer, según acaba de trascender. Lo cierto es que este gesto no está demás, toda vez que el Gobierno y el Grupo Socialista sólo tiene hasta el viernes para convencer a algún grupo parlamentario que apoye los Presupuestos Generales del Estado. Informa Anabel Díez.

Más información