Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los investigadores señalan que no se activó ninguna alarma en el despegue del MD-82

Los comisión ha hecho público su primer informe, en el que no hay recomendaciones a las autoridades.- "En todo el recorrido del despegue no se ha registrado ningún sonido en la grabación de las voces de cabina" asegura.- La investigación continúa

La Comisión de Investigación de Incidentes y Accidentes de Aviación Civil (CIAIAC) ha publicado a través de la página de Fomento el informe preliminar sobre el siniestro del MD-82 de Spanair en el que murieron 154 personas el pasado 20 de agosto. Como se pudo saber ayer a través del borrador, en el documento no hay recomendaciones a las autoridades y no hacen referencias a otros siniestros sufridos por el mismo modelo de avión, como el acaecido en Detroit en 1987.

El informe (consultar en pdf), que se centra en gran parte en información técnica sobre la aeronave, indica que durante "todo el recorrido del despegue y hasta el final de la grabación no se ha registrado ningún sonido en la grabación de las voces de cabina relacionado con el sistema de alarma en despegue". Otras diferencias respecto al borrador que se conoció a través de los medios de comunicación hace unas semanas: los pilotos realizaron la lista de comprobación (check list) y dijeron "flaps, slats, ok", según fuentes de la comisión.

Concretamente, el informe dice que "los valores registrados de deflexión de los 'flaps' fueron 0 grados" -lo que significa que no estaban extendidos- y que los componentes que influyen sobre las aletas encontrados presentaban evidencias "que se correspnderían con una condición de 'slats' replegados".

Sobre el tema del calentamiento del motor, uno de los que más se ha tratado desde el accidente, el informe certifica que "la tripulación había detectado un excesivo calentamiento de la sonda de temperatura (Ram Air Temperature (RAT) probe) y lo anotó en el registro técnico del avión (ATLB11). En el DFDR quedó grabada una temperatura máxima de la sonda de 104ºC."

La investigación continúa

El informe añade que no hay tampoco registrada ninguna advertencia de una configuración inadecuada para el despegue y que durante todo el periodo comprendido entre la puesta en marcha de los motores y el final de la grabación de la caja negra los valores de deflexión de flaps fueron de cero grados. El análisis de los parámetros de los motores indica, según la Comisión, que los dos se comportaron correctamente durante toda la secuencia del accidente.

Según asegura el informe en su párrafo final que "la investigación continúa y se centra en obtener evidencias adicionales que permitan conocer los detalles de la configuración que presentaba el avión en el momento del accidente y del funcionamiento de sus sistemas de avisos en cabina". Los expertos de la comisión quieren seguir investigando "los datos grabados de los registradores de vuelo".