Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere la voz en 'off' más emblemática de los tráilers estadounidenses

El estadounidense Don Lafontaine puso voz a más de 5.000 avances de películas

Don Lafontaine, el mítico locutor estadounidense de los avances cinematográficos, falleció el pasado lunes en el hospital Cedar-Sinai de Los Ángeles a consecuencia de un fallo respiratorio. Serán muy pocos los que puedan asociar el nombre del locutor a una cara, pero serán también escasas las personas que no hayan escuchado uno de los 5.000 tráilers que firmó en más de 40 años de carrera.

Su gruesa voz, que parecía esculpida con base a güisquis y puesta a tono con cigarrillos, comenzó a ser escuchada en los cines en 1978, cuando Lafontaine fue fichado por Paramaount Pictures como cabeza del departamento de tráilers. Allí se convirtió en la voz del estudio y acuñó una célebre frase: In a world... (En un mundo), tan repetida que logró convertirla en un cliché. Uno de sus últimos trabajos fue un comercial donde se autoparodiaba.

Se dice que la voz de Dios, como llegaron a nombrarle algunos, llegaba a doblar 60 piezas a la semana, y que llegó a hacer 35 diarios entre comerciales de televisión, anuncios de radio y avances de cine y videojuegos. Fue tanta su fama que los estudios mandaban una limosina personalizada a recogerle para grabar los anuncios.

Nacido en Minnesota en 1940, el locutor llegó a Nueva York en la década de los sesenta tras abandonar el Ejército. Allí comenzó a trabajar como ingeniero de sonido y a relacionarse con los pioneros de la industria del tráiler.

Junto a Floyd Peterson, Lafontaine logró crear algunas de las muletillas más famosas en los avances cinematográficos. Algunas de sus frases fueron parte de los tráilers de El Padrino: Parte II, Batman, Terminador y un largo etcétera.

Consulta la guía de Estados Unidos