Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solbes: "No se puede pedir una rebaja de impuestos y más recursos del Estado"

El vicepresidente asegura que "la falta de un acuerdo con Cataluña no es un incumplimiento del Estatuto".- El desacuerdo con la Generalitat "no se puede culpar a una de las partes"

El vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, compareció ayer por la tarde en el Congreso de los Diputados para defender el nuevo modelo de financiación autonómica, que ya presentó a los gobiernos autonómicos el pasado 22 de julio y que tanto rechazo suscitó. El mayor, el de los partidos nacionalistas catalanes y el del PSC, que quieren que los fondos para compensar la desigualdad de ingresos entre comunidades se limiten a la sanidad, la educación y servicios sociales. Sin embargo, el ministro de Economía quiere que se garantice "la igualdad de servicios públicos fundamentales" para todas las autonomías. Lo que le ha llevado a asegurar que "no se puede pedir que se rebajen los impuestos y pedir, a la vez, más recursos al Estado".

Solbes ha intentado tranquilizar con "recursos adicionales" en el proceso negociador. "¿Cuánto pondremos? Lo suficiente", ha remarcado. Ello no ha impedido que los partidos catalanes acusaran reiteradamente al Gobierno de incumplir el Estatuto y la fecha para llegar a un acuerdo, el 9 de agosto.

El ministro ha destacado que algunos factores del sistema de financiación deben recompensar a las "comunidades autónomas más activas". El documento presentado en julio por el ministro es, en su opinión, "la única alternativa viable". En ese nuevo modelo se debe "profundizar en la responsabilidad" para recaudar impuestos de las autonomías: aumentar del 33% actual al 50% en el IRPF; del 35% al 50% en el IVA y del 40% al 58% en los impuestos especiales (tabaco, alcohol, carburantes). En cualquier caso, estos porcentajes estarán "sujetos a ajustes". El ministro ha insistido en "la solidaridad interterritorial y la posibilidad de revisar las variables en función del aumento de población".

También hay que ampliar la capacidad normativa de las comunidades autónomas, según Solbes, y mejorar la gestión del sistema tributario. Todo ello orientado a una mayor transparencia. En este sentido, ha defendido que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha cumplido lo marcado por todos los Estatutos, incluido el de Cataluña, en relación al plazo de presentación de su propuesta, que hizo el pasado 9 de agosto. "Hay que llegar a un acuerdo que debe ser armónico con todas las comunidades", ha añadido Solbes, para quien el desacuerdo con Cataluña no se puede achacar a una de la partes -tal y como hizo el presidente de la Generalitat, José Montilla-. En definitiva, "la ausencia de acuerdo no es incumplimiento" por parte del Gobierno.

"Se han cumplido los plazos y los contenidos"

"El Gobierno cree que no sólo se han cumplido los plazos, sino también los contenidos", ha asegurado Solbes. Así, en la propuesta de financiación para el Estatuto de Cataluña se tiene en cuenta su población, sobre todo por el aumento debido a la inmigración; en el de Baleares, la insularidad; en el de Aragón, el envejecimiento y los desequilibrios territoriales; algo similar ocurre con Castilla y León.

Tras Solbes ha hablado el portavoz del PP en materia económica. Cristóbal Montoro ha comenzado lamentando que haya sido Solbes y no el presidente del Gobierno quien dé la cara. Montoro ha tildado de "desastre" lo que Solbes ha calificado de "punto de partida" para negociar el modelo de financiación. "Contentar a todo el mundo no siempre es fácil ni posible", ha añadido Montoro, quien ha recordado el anterior modelo, "aprobado por todas las comunidades", cuando gobernaba el PP.

"No se pueden subir los impuestos en una situación de crisis sería como la que vive el país", ha asegurado el portavoz popular. De la "solidaridad dependen los servicios públicos en las comunidades autónomas", ha añadido Montoro. En su intervención, el ex ministro ha comparado el modelo de la época del PP, "pactado por todas las comunidades", frente al "sudoku" actual de la financiación autonómica, en referencia a una expresión del propio Solbes sobre la dificultad para cuadrar el modelo.

CiU: "Cataluña no merece este trato discriminatorio"

A Montoro le ha seguido Josep Sánchez Llibre, de CiU, quien se ha referido a la fecha establecida por el Estatuto de Cataluña para tener un acuerdo en financiación, el 9 de agosto. "Nada de nada, no han hecho los deberes", ha dicho Sánchez Llibre, para quien "Cataluña no se merece este trato discriminatorio". "El incumplimiento de la ley es preocupante y peligroso, las leyes están para cumplirlas" y, en su opinión, el Gobierno "las incumple reiteradamente".

"Sólo le pedimos que cumplan con la ley y así Cataluña contará con los recursos que marca el Estatuto para atender los servicios que demandan sus ciudadanos", ha destacado Sánchez Llibre. Según sus datos, Cataluña "es la tercera en aportar al Estado pero es la número 11 en recibir, esto lo debemos resolver", ha añadido el portavoz de los nacionalistas catalanes en esta comisión. Sánchez Llibre ha finalizado con un "seremos inflexibles en la negociación".

En su turno de respuestas, el ministro ha negado que el trato a Cataluña sea injusto y que, en todo caso, "se han corregido" algunas deficiencias, y ha manifestado su diferencia de interpretación respecto al Estatuto catalán.

El turno siguiente ha sido para Joan Ridao, de Esquerra Republicana, quien ha dicho que las medidas planteadas por Solbes son "refritos". La propuesta del Gobierno "no se compadece para nada con el Estatuto" y es "inconcreta". Este modelo "está agotado" y el Estado "tiene que adelgazarse para que cuadre el sudoku", ha dicho Ridao, quien ha pedido, por último, que se investigue más "el fraude fiscal".

Iniciativa: "El modelo no es justo"

Por Iniciativa, Joan Herrera, cuyo partido pactó con el Gobierno para evitar la comparecencia de Zapatero, a cambio de un retraso de tres meses en la fecha marcada para acordar el nuevo modelo, el sistema "no es justo". "Claro que debe haber solidaridad desde Cataluña" y también hay que "afrontar los retos sociales". "Pedimos que se tengan en cuenta principios del Estatuto como la inmigración" y, "por supuesto, la supresión del impuesto de Patrimonio". Su conclusión es que "se ha incumplido" el Estatuto, y su partido aboga por un modelo "federal y federalizante" y por hacer "las cosas de otra forma".

Solbes ha hecho una reflexión sobre si la inmigración causa más gastos o ingresos. Para él, el aumento de población procedente de otros países no tiene por qué acarrear más gastos, ya que también paga impuestos.