Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montilla culpa a Solbes de la falta de acuerdo para la financiación de la Generalitat

El Estatuto de Cataluña fijaba el 9 de agosto como fecha para llegar a una solución

El presidente de la Generalitat de Cataluña, José Montilla, ha comenzado esta noche sus movimientos para evidenciar su enojo con el Gobierno ante la falta de acuerdo para la nueva financiación de Cataluña, fijada por el Estatuto para el 9 de agosto. Montilla, en un discurso en el Ayuntamiento de El Montmell (Tarragona) ha culpado al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de haber incumplido el Estatuto por no haber presentado hasta la fecha una propuesta completa de sistema de financiación.

Montilla ha respondido así a las voces del Gobierno y del PSOE que aseguran que si no hay acuerdo sobre la financiación es culpa de las dos partes, o sea, también del Gobierno catalán. El presidente de la Generalitat ha dejado claro que no comparte estas tesis. "No se puede decir que se quiere cumplir un plazo legal presentando una propuesta incompleta que no se ajusta a los principios de la misma ley". Y es que, en opinión de Montilla, "cumplir el plazo presentando una propuesta infraestatutaria no es cumplir el plazo".

Y por si quedaba alguna duda de que dirige su descontento hacia el vicepresidente económico, Pedro Solbes, autor de la primera propuesta de financiación hecha por el Gobierno central, ha dicho: "La responsabilidad [del desacuerdo] es de quien ha presentado la propuesta, que nadie se engañe". Con esta respuesta, Montilla ha querido dejar claro su enfado, el de sus socios de gobierno y también el de Convergència i Unió, que apoya al tripartito catalán en esta negociación.

No romperá la baraja

Montilla también ha hecho hincapié en que no piensa romper la baraja y que la negociación continuará pese al incumplimiento de la fecha prevista. "No cometeremos los errores que algunos esperan, ni caeremos en la desesperación". Y es que caer en actitudes maximalistas como las que defiende Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) sólo ayudaría, según Montilla, a dar aire a los rivales en esta negociación.

Con todo, Montilla ha llamado a no caer en insultos y descalificaciones como las que en estas últimas semanas han propagado algunos concejales de ERC y de Iniciativa contra el pueblo extremeño, al que acusan de vivir a costa del PIB catalán. "Ninguna idea se defiende con la agresividad", ha concluido.