El constructor Ávila Rojas, condenado a ocho años de cárcel por defraudar a Hacienda

El empresario también deberá pagar al fisco una multa de diez millones

El constructor granadino José Ávila Rojas ha sido condenado a ocho años de cárcel y al pago de una multa global de unos 10 millones de euros por defraudar a Hacienda en operaciones de compraventa de dos fincas en la localidad malagueña de Marbella.

La sentencia de la Audiencia Provincial de Granada considera al empresario autor de cuatro delitos de defraudación a la Hacienda Pública y le impone dos años de prisión por cada uno de ellos, si bien el máximo que podrá cumplir será de seis años (el triple de cada una de las condenas).

Además, deberá indemnizar a Hacienda en 5 millones de euros en concepto de responsabilidad civil y perderá la posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas y el derecho de gozar de beneficios o incentivos de la Seguridad Social durante cuatro años.

Más información
Ávila Rojas se desvincula de Construcciones Otecar

Pese a ello, en sus informes finales el fiscal, que pedía ocho años de cárcel, sostuvo que Avila Rojas, frente a lo que mantiene su defensa, actuó en esas operaciones de 2001 y 2002 como "empresario inmobiliario", no como persona física, y que, por tanto, los trámites que efectuó estaban sujetos tanto al IVA como al IRPF.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS